Política

La Ciudad busca achicar impuestos

Esta semana se anunció que la gestión de Larreta pretende eliminar toda la carga impositiva municipal de los servicios públicos que consta de un cuatro por ciento de descuento en los mismos.

559bb5f838733

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó esta semana que envío un proyecto de ley para eliminar Ingresos Brutos en tarifas de gas y agua.}

Además se repartirán 5 millones de lámparas de bajo consumo para que los usuarios reduzcan el consumo y las facturas.

Lo dijo en el marco de los reclamos populares que se llevaron adelante estos últimos días. Sin embargo, este descuento sólo implicará una rebaja del 4%.

El mismo tendrá un costo fiscal de $1.500 millones, y se encuadra en el pedido de Mauricio Macri para que las provincias hagan el esfuerzo y reduzcan la carga tributaria en las facturas de servicios públicos.

Al respecto Larreta aclaró que en la Ciudad “no hay impuestos específicos” sobre las boletas de servicios públicos.

“En la Ciudad no tenemos ningún impuesto específico aplicado a los servicios que se traslade a los consumidores como hay en muchas provincias y municipios. Esos impuestos que están en discusión no se pueden bajar”, remarcó el funcionario durante una conferencia de prensa que ofreció en el acceso al edificio del Gobierno porteño ubicado en el barrio de Parque Patricios.

Asimismo aseguró que “la consigna es clara, hay que colaborar con los vecinos” frente al tarifazo aplicado en las facturas de gas, luz y agua, que provocó varias protestas en todo el país y un fuerte reclamo de todo el arco opositor.

En su exposición, Rodríguez Larreta señaló que “Macri habla con la verdad, sabemos que es dura pero es la verdad y tenemos que hacer un esfuerzo entre todos”.

En cuanto a las tarifas de luz, aclaró que la administración que encabeza repartirá lámparas LED para que los usuarios puedan lograr una reducción en el consumo y, por lo tanto, en las facturas del servicio.

“Se trata de cinco millones de lámparas LED. El impacto en una familia que cambie todas las bombitas será de un ahorro de hasta un 15 por ciento”, resaltó y puntualizó que ello representará “un costo fiscal en torno a 300 millones de pesos”. Indicó que la Ciudad “bajó un 40% el consumo de energía al cambiar la luminaria pública por sistemas de luces LED”.

También argumentó que la gestión de Macri debe “hacerse cargo de una política energética catastrófica”, por lo cual llamó a “hacer un esfuerzo entre todos”.

“La realidad de cada distrito es diferente. La Ciudad de Buenos Aires en términos de cargos específicos a servicios públicos es cero”, insistió y añadió: “hay que hacer el esfuerzo de ayudar a los vecinos”.