Vida comunal

El Pro no pudo aprobar el proyecto de construcción del shopping en Caballito

El bloque macrista falló de nuevo este lunes para conseguir el consenso de la oposición para sancionar una iniciativa que Macri ya envió tres veces al parlamento. Lo debió mandar de nuevo a comisión y no podrá tratarlo hasta el año que viene.

Estos son los terrenos lindantes al estadio de Ferrocarril Oeste, en donde el Pro quiere construir un shopping.
Estos son los terrenos lindantes al estadio de Ferrocarril Oeste, en donde el Pro quiere construir un shopping.

Tal como sucedió el jueves pasado, el PRO no consiguió los votos en la sesión especial de este lunes para autorizarle a Mauricio Macri la construcción de un shopping en el barrio de Caballito.

En la sesión de la semana pasada, el PRO llevó el proyecto al recinto pero debió reservarlo para este lunes puesto que ningún legislador de la oposición quiso dar el voto definitivo, más aún teniendo en cuenta la movilización que realizó un grupo de vecinos de Caballito al palacio legislativo.

La última carta del PRO para sancionar el proyecto antes del recambio legislativo era meterlo en la sesión de este lunes, en donde se reparten cargos en los organismos públicos. Pero ni con ese canje pudo conseguir los votos y debió mandar el proyecto de vuelta a comisión. De esta manera, Macri se quedó sin la autorización para ese shopping por tercera vez desde que gobierna la Ciudad.

Ondina Fraga, miembro de la junta Comunal de Caballito por el Frente para la Victoria, planteó su preocupación por “el aumento indiscriminado de la construcción en los últimos seis años”.

En relación al proyecto IRSA, marcó que “si no es un shopping es una megatorre, y no queremos ninguna de las dos cosas, queremos más espacio verde”. La Junta Comunal que integra Fraga no está en amplia mayoría en contra del proyecto. Esto tiene relación con su conformación: de los siete miembros, cuatro pertenecen al PRO, que es el mismo partido que avala la propuesta en la Legislatura. Los integrantes del consejo consultivo que están en contra de shopping preparan una denuncia si avanza el proyecto.

“Tratan de tapar los graves impactos negativos que se producirían, pero pretenden cambiar la normativa urbanística residencial de la zona para edificar 125 mil m2 sin siquiera realizar, a través de una institución pública confiable, la evaluación ambiental estratégica necesaria para analizar los impactos urbanos resultantes”, dice en una parte de la convocatoria que por estos días circula entre vecinos.
Los vecinos también denuncian que la empresa “realiza desde hace años otro acto ilícito acumulando containers de incierto contenido”.

Para Rubén Kavanagh, de la Cámara recomercio de Caballito, “el proyecto no apunta a ninguna planificación sino a la especulación inmobiliaria y la concentración económica de privados. No solo sería un desastre para el comercio establecido, sino también para el 80 por ciento de terreno de absorción fluvial que perdería el suelo, además de los desagües, la energía eléctrica y todos los derivados que acompañan un proyecto de tal magnitud”.

Al respecto, Martín Iommi, Miembro de la Junta Comunal Nro. 6 de Caballito por la Corriente Unidad Sur expreso: “El Macrismo no llega con los votos para aprobar la iniciativa porque no es mayoría y necesita si o si el favor de algún supuesto opositor que serà recompensado con un cargo en algún organismo del Estado Porteño.”

“En la sesión del viernes el PRO no reunía los 31 votos necesarios para probar el Shopping y en una maniobra confusa no permitió votar la iniciativa. Finalmente introdujo su tratamiento junto con la designación de cargos, el de diciembre, un día antes que se renueve la cámara”, manifestó.

Asimismo agregó “¿Quien será el corrupto o la corrupta que vote por un cargo en contra del reclamo de Caballito? En vez de investigar a la empresa IRSA la premian con una norma especial.”

,