Sociedad

El movimiento nacional indígena comercializa productos en la Facultad de Agronomía

Integrado por 20 mil familias de agricultores campesinos e indígenas de Argentina, tiene el eje en la lucha por la Reforma Agraria Integral y la Soberanía Alimentaria a través de la organización popular. Está constituido en once provincias del país.

Venta de productos en la universidad.

 

El movimiento integrado por 20 mil familias de agricultores campesinos e indígenas de Argentina, tiene el eje en la lucha por la Reforma Agraria Integral y la Soberanía Alimentaria a través de la organización popular.

Está constituido en 11 provincias del país y realizan acciones que van en distintos frentes, desde el área comercial, hasta la de la salud y la educación.

En este caso, cremas, tomate envasado, escabeche de cabrito y tinturas elaboradas por microemprendedores indígenas de todo el país son ofrecidos al público en el Centro de Estudiantes de la Facultad de Agronomía en el marco de una acción de concientización cultural realizada por diferentes asociaciones.

Steven Rall, estudiante de Ciencias Ambientales de la Facultad, contó que «la idea es revalorizar la economía social -en este caso desarrollada por comunidades indígenas- versus el agronegocio; y además, difundir los valores culturales campesinos».

«La producción campesina tiene el objetivo de producir alimentos para el pueblo pero en el medio de ese proceso hay situaciones como la trashumancia que implica la forma del proceso productivo que se va desarrollando en diferentes regiones, muchas veces según el clima», destacó.

En la facultad, donde se pueden adquirir los diferentes productos, también se ofrecen cuadernillos explicativos que, por ejemplo, en el área sanitaria, ofrecen información sobre la importancia de las plantas y la naturaleza para curar determinados males.

«Sin dejar de lado la medicina tradicional, la cultura indígena tiene mucho para aportar a la ciencia y eso es lo que queremos contarle al público», señaló el estudiante.

También se venden cuadernillos vinculados a la historia de los distintos pueblos, al derecho a la educación y a la importancia de la tierra «no como lote sino como lugar de pertenencia”.