Vida comunal

El Isauro Arancibia suma apoyo

Se trata del centro educativo Isauro Arancibia y del ex centro de detención Club Atlético, ubicados dentro de la traza donde se proyecta el nuevo metrobus.

Vecinos piden frenar la construcción del Metrobus.

Pese a los pedidos de vecinos por preservarlos, el “Metrobus Paseo Colón” fue anunciado por el Jefe de Gobierno porteño en octubre del año pasado, conectando La Boca con Plaza de Mayo, pero el proyecto ni las obras fueron autorizadas por la Legislatura.

De la Autopista 25 de Mayo, sobre Paseo Colón y Cochabamba, cuelga una bandera que dice “No al Metrobus, la educación y memoria no se derrumban”.

La preocupación de los vecinos es que “nueva traza del Metrobus” demolerá el Centro Educativo Isauro Arancibia, uno de los edificios –junto a la Escuela Taller del Casco Histórico, Centro de Atención Integral a la Niñez y Adolescencia (Caina) y ex Centro Clandestino de Detención y tortura El Atlético– corren riesgo de desaparecer.

Al respecto el legislador de Seamos Libres, Pablo Ferreyra y la legisladora del Frente para la Victoria, Lorena Pokoik se sumaron al apoyo del Isauro Arancibia.

“No tuvimos respuesta del pedido de informe que presentamos ante la subsecretaria de Equidad, Sol Acuña y al propio ministro Bullrich para que expliquen qué pasará con el Isauro Arancibia por el Metrobús”, marcaron los funcionarios.

Pokoik exclamó: “Es una situación complicada. El trazado se llevará puesto varias propiedades, entre ellas esta institución pública que alberga a un montón de chicos en situación de calle, sometiéndolos a una situación de doble exclusión”.

Mientras Susana Reyes, coordinadora del Isauro Arancibia sostuvo que “el ex centro de detención Club Atlético es un monumento histórico, donde hacen excavaciones arqueológicas y recién se excavó el diez por ciento”.

“La Ciudad dice que conseguirá otro lugar pero no sólo que no les creemos, sino que no podemos irnos de la zona porque abandonaríamos a los chicos que todos los días estudian y aprenden un oficio”, agregó.

Sin embargo el PRO ya envió intimaciones para que todas estas construcciones sean desalojadas porque entienden que el Metrobus es una “prioridad, considerando al mismo útil para el tránsito vehicular y desarrollo de la Ciudad”, y avisó que “en caso de ser necesario” “requerirán el auxilio de la fuerza pública”.