Sociedad

El Convento de las Victorias no se demuele

La Justicia porteña ratificó la prohibición de demoler la Iglesia y el Convento de las Victorias, en Paraguay y Libertad, para construir una torre de departamentos.

La Justicia dio marcha atrás a la demolición.

La Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires ratificó la prohibición de demoler la Iglesia y el Convento de las Victorias, que la propia Congregación del Santísimo Redentor pretendía demoler para erigir en su lugar una torre de departamentos.

Se trata del templo situado en la esquina de las calles Paraguay y Libertad, a pocas cuadras del Palacio de Tribunales, que la Asociación Civil “Basta de Demoler” había pedido que no fuera derribada.

En septiembre de 2012, la jueza de primera instancia Patricia López Vergara había dictado una medida cautelar que prohibía la demolición de la iglesia, pero el fallo fue apelado y llegó hasta la Sala Primera de la Cámara, integrada por los magistrados Fabiana Schafrik, Mariana Díaz y Carlos Balbín.

El tribunal ratificó “la defensa del patrimonio histórico de la ciudad que iba a ser lesionado por la destrucción de una de las Iglesias más antiguas de Buenos Aires”, según explicó la abogada Amparo Casasbellas, representante de “Basta de Demoler”.

Previo al dictado de la sentencia, el tribunal convocó a una audiencia pública a representantes del gobierno porteño, de la Congregación del Santísimo Redentor, a representantes de la Comuna en la que está emplazada la iglesia, al Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales, a la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura, a la Subsecretaría de Cultura, a la de Planeamiento.

También citó a la Subsecretaría de Interpretación Urbanística, a la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico, al Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, a la Sociedad Central de Arquitectos y al Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio.

Después de escucharlos a todos, el tribunal confirmó la prohibición de llevar adelante las obras que contemplaban la demolición de la fachada y el avance sobre el techo y las adyacencias de la antigua casa parroquial.

El inmueble está incluido como edificio representativo en el inventario de la Subsecretaria de Patrimonio Cultural del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.