Sociedad

#SINZOO

El pasado lunes se presentó en la Feria del Libro un proyecto que pertenece al grupo #SinZoo, que viene desarrollando esta idea desde el año 2012 cuando el gobierno porteño, mediante un decreto, “lo subastó”.

Buscan liberar a los animales del zoo.

En la Feria del Libro se hizo la presentación del proyecto de ley #SinZoo en el stand de la legislatura porteña.

El mismo ha sido presentado por el Diputado Adrián Camps, acompañado por la firma de diputados de diferentes fuerzas políticas, entre ellos: Gorbea (Suma+), Ferraro (CC), Oliveto (CC), Gentilini (FR), González Gass (PSA), Bergel (Verde al Sur), Fuks (FPV), Form (NE) y Rachid (FPV).

La semana pasada, tras conseguir la adhesión de siete fuerzas políticas, el legislador Adrián Camps presentó un proyecto de ley para convertir el Zoológico de Buenos Aires en un Jardín Ecológico.
La iniciativa pertenece al grupo #SinZoo, que viene desarrollando esta idea desde el año 2012 cuando el gobierno porteño, mediante un decreto, “lo subastó”.

El proyecto propone la reconversión del zoológico porteño en un centro educativo, de investigación, rehabilitación y reinserción de fauna autóctona, además de un paseo público, destinado a concientizar y educar mediante nuevas tecnologías -sin exhibición de animales-, y a rescatar y reinsertar la fauna recuperada del comercio o tráfico ilegal, es decir, terminar con el concepto de zoológico, y acabar con la exhibición circense de animales.

Algunos datos para tener en cuenta:
• Sólo el 1% de los casos de cría en cautiverio tiene éxito.
• 6000 especies animales están en peligro de extinción, a nivel mundial.
• De las 3000 especies animales que poseen los zoológicos en el mundo; sólo 66 están en peligro de extinción.
• La mejor forma de proteger una especie es preservar su hábitat, la reproducción en cautiverio no ataca las causas que ponen a las especies en peligro de extinción.

En 2012, el Gobierno de la Ciudad “remató por decreto el Zoológico de Buenos Aires, para que siga siendo explotado por una empresa privada con fines de lucro; negándose, sistemáticamente, a cualquier posibilidad de abrir el debate en la Legislatura acerca del futuro que debería tener”, sostienen los impulsores.

“La idea de conservación e investigación, que hoy plantea el Gobierno porteño desde las sombras, es incompatible con el modelo de explotación comercial que existe hoy. Por otro lado, el Gobierno de la Ciudad no ha explicitado ningún proyecto, solo lanzado un puñado de ideas acompañado de otro puñado de promesas. Es más, ni siquiera podemos asegurar que se plantee alguna transformación del zoológico, porque el hecho de que no haya exhibición de fauna exótica no quiere decir que no exista explotación de los animales o exhibición de fauna autóctona: éticamente es lo mismo explotar un animal exótico que uno nativo”, agregan.

Asimismo señalan que este proyecto plantea “presentar una discusión transparente, abierta e institucional en el lugar que las leyes y la Constitución de la Ciudad determinan, en la legislatura; pues una ley de este tipo requiere un mayoría de dos tercios y la celebración de audiencias públicas con intervención de la sociedad civil”.