Sociedad

Vecinos se oponen a una obra en el Parque 3 de Febrero

Dicen que altera el entorno paisajístico. La obra consiste en la realización de un camino peatonal de dos kilómetros de extensión, en el que se empleará hormigón o pavimento articulado, dos muelles de madera para la observación del ecosistema acuático y un área de entrenamiento.

Vecinos cuestionan una obra en el parque 3 de Febrero.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño inició una obra junto al Lago de Regatas –el más grande de los cuatro del Parque Tres de Febrero pero que es rechazada por la Asociación Amigos del Lago de Palermo.

La obra consiste en la realización de un camino peatonal de dos kilómetros de extensión, en el que se empleará hormigón o pavimento articulado, dos muelles de madera para la observación del ecosistema acuático y un área de entrenamiento.

Los trabajos se iniciaron hace dos semanas, durarán cuatro meses y, según se informó, costarán 11,5 millones de pesos.

La Asociación Amigos del Lago de Palermo cuestiona la obra porque argumenta que “rompe considerablemente con el entorno paisajístico e impermeabiliza una superficie considerable”.

Además, sostiene que viola normas urbanísticas dictadas para Áreas de Protección Histórica (APH), como los Bosques de Palermo, donde está “prohibido realizar obras o actividades de carácter permanente o transitoria que por sus características impida la libre circulación, altere su paisaje o constituya fuente de contaminación”.

El lago, comprendido entre las avenidas Tornquist, De los Ombúes, Alsina y la calle Bello, fue diseñado por el paisajista francés Charles Thays a principios del siglo XX.

El Parque Tres de Febrero, más conocido como los Bosques de Palermo, es el pulmón verde más popular de la ciudad, donde cientos de personas a diario lo eligen para descansar, caminar, hacer deportes o correr.

La obra consistirá en una senda para correr o caminar alrededor de la superficie del lago. En algunos tramos, correrá paralela al espejo de agua y, en otros, se despegará algunos metros. También se proyecta realizar sobre la calle Bello un área de entrenamiento de cemento materializado, que tendrá una junta abierta para que drene el agua de lluvia.

De este modo, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público busca ordenar los usos que se le dan al lugar; que el césped sea utilizado por quienes buscan descansar y que la cinta y el sector de entrenamiento concentre a los deportistas.

Por su parte, desde la Asociación Amigos del Lago de Palermo se preguntan cuál es el beneficio de trotar sobre una superficie rígida. “Los médicos deportólogos aconsejan trotar sobre superficies blandas, como la tierra o el césped, dado que los golpes recibidos por la columna vertebral pueden provocar problemas sobre ella y sobre las articulaciones de tobillos, rodillas y caderas”, argumentan.

Además, señalan que quienen quieren trotar en superficies duras, lo hacen sobre las calles circundantes al lago.

Según la entidad vecinal, desde diciembre de 2011, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público dio a conocer la “intención de ‘poner en valor’ el entorno del Lago de Regatas con propuestas improvisadas”

,