Sociedad

Un fallo obliga a la Ciudad a otorgar una vacante

La Justicia determinó que el hijo de la profesora Ornella Chimenti, debe ir al Jardín Maternal del Hospital Tornú. Fue gracias a un amparo presentado por UTE, que también consiguió una vacante similar el mes pasado.

La Justicia obligó a otorgar una vacante.

El juzgado Nº 1 del Tribunal Contencioso Administrativo de la CABA dio lugar al amparo presentado por la Unión de Trabajadores de la Educación, por lo que el Gobierno porteño se vio obligado a otorgar una vacante al hijo de la profesora Ornella Chimenti, en el Jardín Maternal del Hospital Tornú, en el barrio de Villa Ortuzar.

En el amparo, la UTE había denunciado el incumplimiento por parte del Gobierno de la Ciudad de la obligación del empleador, establecida en la Ley de Contrato de Trabajo y el Estatuto del Docente, de hacerse cargo del jardín maternal para los hijos de los trabajadores.

La UTE ya había conseguido el mes pasado, por el mismo camino, otra vacante para el hijo de la maestra Ana Ordoñez, en el Jardín Nº 4 del barrio de Flores.

Tras reiterados fallos favorables que la UTE obtuvo desde que se implementó la inscripción on line, que había quitado este derecho a los hijos de los docentes, el Gobierno de la Ciudad aceptó incorporar entre los acuerdos paritarios últimos que, a partir de la inscripción para el próximo ciclo lectivo 2016, se establecerá una prioridad para los hijos de los trabajadores de la educación en las escuelas públicas porteñas.