Sociedad

Un Caballito de metal

Este lujoso barrio, utilizado en principio para los fines de semana, debe su nombre a una pulpería con una veleta, y en la misma galopaba un caballito criollo.

La pulpería del barrio y su peculiar veleta.
La pulpería del barrio y su peculiar veleta.

El barrio debe su nombre a la pulpería que en 1804 instaló don Nicolás Vila en la esquina de las actuales Rivadavia y Emilio Mitre, y que era reconocida por su típica veleta en forma de caballito.

Como todos los barrios del oeste, también éste progresó en forma notable con la llegada del ferrocarril, que desde 1857 atravesó el barrio adoptando el nombre de la famosa pulpería para su estación en el lugar.

Zona de lujosas quintas a lo largo de la actual avenida Rivadavia, era para los porteños un lugar de fin de semana. Precisamente de una de esas quintas, la de Ambrosio Plácido Lezica, nace en 1928 el parque Rivadavia.

,