Sociedad

Tribunales estrena un mural homenaje a la ópera

Se trata de un fresco realizado en el techo de la estación por el artista Juan Danna en homenaje a la ópera y el Teatro Colón.

El arte llegó a la estación Tribunales.

Subterráneos de Buenos Aires convocó al artista plástico y realizador, Juan Danna, para que desarrolle una intervención artística temática en la estación Tribunales de la Línea D.

Esta iniciativa se da en el marco del Plan de Gestión Cultural y Patrimonial que busca favorecer el enriquecimiento cultural de los usuarios que transitan día a día los espacios del subte y brindar un valor diferencial al viajero a través de ornamentaciones de artistas locales reconocidos nacional e internacionalmente.

La propuesta se desarrolla en bajadas de escaleras hacia andén central con una alegoría de la ópera “Bomarzo”, de Alberto Ginastera- basada en la novela del mismo nombre de Manuel Mujica Láinez- y que fue censurada en el año 1967 en nuestro país.

La obra de estilo renacentista presenta escenas de la ópera donde se puede apreciar un torso del duque Pierre Francesco Orsini, rodeado por las casas astrales que representan su carta natal. También se pueden identificar unas manos y una figura femenina que evocan el amor del duque de Orsini por sus padres. La composición se completa con vuelos de telones rojos hacia ambos lados y extremos de la escalera mecánica.

Asimismo, la ornamentación contempla la instalación de paneles a lo largo de 180 metros en paredes laterales de andenes con un diseño original del artista pensado exclusivamente para el disfrute de los usuarios del subte.

Juan Danna es un prolífico artista plástico con una gran trayectoria en el cine como realizador artístico y escenógrafo. Desarrolló restauraciones patrimoniales de edificios y cúpulas de iglesias y ha participado en la realización de diversos murales en el espacio público para la Ciudad de Buenos Aires, como la realización de murales en el Distrito Audiovisual y un tapiz para el Papa con la firma de los vecinos en conmemoración del primer año de su Pontificado. Sus obras alcanzan grandes dimensiones y se caracterizan por su gran realismo y técnica impecable.

En esta estación, además, se tematizó un pasillo que reproduce la platea principal del Teatro Colón e infografías con detalles de su rica arquitectura.