Sociedad

Trabajadores gráficos resisten vaciamiento en una imprenta de Boedo

Los trabajadores de la imprenta Vulcano defienden sus puestos de trabajo, frente al vaciamiento que el empresario gráfico, Fernando Blanco, busca imponer a la planta ubicada en la calle Virrey Liniers N° 1437.

Trabajadores reclaman puestos de trabajo.

Trabajadores y trabajadoras gráficos, de la empresa Vulcano S.A. del barrio porteño de Boedo, acampan fuera de la imprenta para evitar que el empresario Fernando Blanco continúe con el retiro de las maquinarías.
En el cierre de 2014 y el inicio de 2015, los trabajadores de la imprenta Vulcano, comenzaron con una fuerte lucha en defensa de sus puestos de trabajo, frente al vaciamiento que el empresario gráfico, Fernando Blanco, busca imponer a la planta de Boedo.

Según denunciaron los trabajadores organizados en asamblea, Blanco ingresó a la empresa la noche del 23 de diciembre con el objetivo de llevarse las maquinas del establecimiento, aunque vio frustrada su intención porque los empleados fueron alertados por los vecinos, llegaron a la gráfica y lograron frenar el vaciamiento, según contó el delegado Daniel López.

Tras el inicio del conflicto, los trabajadores instalaron un acampe fuera del edificio de la empresa, ubicado en la calle Virrey Liniers N° 1437, para reclamar una pronta solución judicial que les permita no perder la fuente de empleo.

La empresa ya estaba en convocatoria de acreedores, previo al inicio de este conflicto y, luego de las denuncias por el intento de vaciamiento, el juzgado comercial N° 19 ordenó que exista una guardia legal.

Vulcano S.A. tenía 60 trabajadores y en los últimos tiempos redujo el personal a 20, según manifestaron los trabajadores gráficos que advirtieron que continuarán con la lucha en defensa de sus puestos de trabajo que al día de hoy, puede afectar a unas 20 familias.