Sociedad

“Sprite exprime los bosques”

Fue la consigna que desplegaron ambientalistas de Greenpeace para reclamar en pleno microcentro por el accionar de dicha empresa de gaseosa.

sprite-greenpeace-protesta-segundoenfoque-720x400

Activistas de Greenpeace escalaron más de 30 metros de altura hasta la pantalla publicitaria de la marca de gaseosas en Av. 9 de Julio y desplegaron carteles de 20 metros cuadrados con la leyenda “Sprite ¿cuándo vas a reforestar?”.

La denuncia es contra el desmonte ilegal de un proveedor de la empresa en Salta y en este marco, el centro porteño amaneció con la pantalla publicitaria de Avenida 9 de Julio cubierta por activistas de Greenpeace que desplegaron un cartel con la pregunta “Sprite: ¿Cuándo vas a reforestar?”.

La empresa de gaseosas tiene un contrato de 20 años con una finca salteña que destruyó bosques protegidos.

“Sprite dice ser una empresa sostenible, por eso queremos saber cuándo va a reforestar las tres mil hectáreas de bosque que su proveedor desmontó ilegalmente en Salta.” Explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

La organización ecologista reclama a Sprite que, en base a sus estándares de calidad ambiental, suspenda su relación comercial con el proveedor La Moraleja S.A., reforeste el predio desmontado ilegalmente y adopte una política de Deforestación Cero. El pedido incluye el compromiso de que sus proveedores no causen deforestación en ningún lugar del planeta; y que contribuyan a la restauración de los bosques que fueron afectados para el desarrollo de su compañía.

“Sprite debe actuar para que esta misma situación no pase en otras partes del mundo y adoptar una Política de Deforestación Cero como parte de su responsabilidad ambiental. Las empresas que destruyen bosques y los gobiernos que las autorizan deben hacerse cargo. Las cosas como son.” Sintetizó Giardini.

Los desmontes provocan graves consecuencias como las inundaciones. Argentina está entre los 10 países que más destruyen sus bosques y casi la mitad de los desmontes son ilegales (1). Greenpeace presentó un proyecto de Ley Penal de Delitos Forestales para que los responsables de la destrucción de bosques sean sancionados con prisión de 2 a 10 años.