Género

Seminario sobre derecho penal y género

Al abrir el encuentro, la Defensora General de la Nación destacó que si bien "se "logró que la mujer denuncie" es necesario contar ahora con "un sistema administrativo eficaz de protección".

Seminario de género en la Legislatura.

Especialistas en derecho de Argentina y Latinoamérica analizaron en los últimos días estrategias que causen «el menor daño posible» a las mujeres dentro del sistema penal, destacó la Defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez.

Al inaugurar hoy el seminario de Derecho Penal y Género , la funcionaria marcó que «la mujer, que frente a todo el aparato de justicia sigue siendo un personaje vulnerable, debe lograr su empoderamiento» que signifique «una mejora en su calidad de vida concreta».

El encuentro se desarrolló en la sede porteña de la Escuela de Servicio de Justicia, donde la defensora destacó que «se ha logrado instalar la problemática de la violencia de género y de los derechos de la mujer» aunque aún resta avanzar sobre la intersección entre esta temática y el derecho penal».

Martínez aseveró que «hay mucho por hacer» ya que si bien «se «logró que la mujer denuncie» es necesario contar ahora con «un sistema administrativo eficaz de protección».

La funcionaria planteó que el derecho penal «a veces causa más daño que soluciones, por eso tenemos que trabajar para lograr el menor daño posible».

La jornada se planteó en dos paneles, uno sobre «Personas en conflicto con la ley penal en situación de especial vulnerabilidad por su condición de género» y otro sobre «Proceso penal y delitos de género: problemas de tipificación, calificación y sistema probatorio».

Las conclusiones de estos intercambios se analizarán mañana con el objetivo de «crear una red argentina y del Mercosur, con una plataforma común respecto a cómo tratar la problemática de género y qué pasa cuando intervienen el derecho penal», explicó la defensora.

Por su parte, Alicia Ruiz directora de la carrera de Especialización en Magistratura, organizadora de la jornada, analizó que «en algún sentido, el derecho penal fue pensado para el espacio público y para los hombres, y no por ejemplo, para espacios privados donde se desarrollan los problemas como los de violencia doméstica».

Por eso «necesitamos encontrar nuevas visiones y superar muchos de los estereotipos, principalmente en relación a las mujeres, que aún subsisten en la cultura y en el derecho penal», añadió.

En tanto, Paula Viturro, docente e investigadora de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Escuela de Justicia, consideró que en el ámbito de los juzgados «hay problemáticas muy complejas que se están suscitando diariamente y no existe una formación específica ni una sensibilidad o una forma de reflexión especifica entorno de las problemáticas que plantean estas causas que son muy dramáticas en su mayoría».

Para la especialista «las mujeres también son víctimas del sistema penal, en un eje bastante invisibilizado, como por ejemplo en el trafico de drogas o en las criminalización de un delito como la trata de personas».

En este sentido, detalló que «hay muchas mujeres procesadas por trata de personas con fines de explotación sexual, porque a veces son mujeres que pasan de una situación de trafico a una situación de supervivencia dentro de esta estructura criminal que a lo mejor las convierte en entregadoras, pero siempre dentro de esta situación de privación de libertad».

Especialistas de Brasil, Perú y Chile, realizaron también sus aportes al debate argentino sobre la adecuación del proceso penal a los delitos de género, cuyas conclusiones se analizarán en la jornada de mañana.