Sociedad

Salió el cuarto vuelo a Rusia para buscar más vacunas Sputnik V

Argentina vuelve a recibir las vacunas rusas luego de 15 días. La interrupción en la provisión se debió a un retraso en la producción. De esta forma, Vladimir Putin cumple la promesa que le hizo a Alberto Fernández de abastecer al país en el corto plazo.

El vuelo de Aerolíneas Argentinas AR1064 partió hoy rumbo a Moscú, Rusia, para buscar 400 mil dosis de la vacuna Sputnik V. Este cargamento traerá primeras dosis. En consecuencia, el próximo debería traer la misma cantidad de segundas dosis. Aún no se confirmó oficialmente si esto sucederá la semana que viene.

El avión arribará al aeropuerto de Ezeiza el viernes, pasado el mediodía. En total, serán 40 horas de operación totales entre las 16 horas de viaje hacia el aeropuerto de Sheremetievo, el proceso de carga y las casi 18 horas que insume el tramo Moscú-Buenos Aires.

De esta forma se retoma, luego de 15 días, el envío de vacunas por parte de Rusia. El tiempo de demora coincide con los que el Centro Gamaleya había informado. A partir de este momento, según la información que tienen en la Casa Rosada, no debería frenarse el envío de dosis.

Ocho días atrás, durante una comunicación oficial, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, le aseguró a Alberto Fernández que se estaba aumentando la producción para que la Argentina reciba el volumen de vacunas acordados, en el plazo más corto posible.

El contrato firmado con Rusia es por 20 millones de dosis. Pero el ministerio de Salud, que conduce Ginés González García, ya decidió hacer uso de la opción para ampliar la compra a 10 millones más. En total serán 30 millones, producidas por el centro Gamaleya, las que arribarán en los próximos seis meses.

Con este nuevo cargamento de dosis, el Gobierno podrá retomar el plan de vacunación. Según la información suministrada por el Ministerio de Salud, hasta el momento hay 337.533 vacunados con la primera dosis y 196.543 con la segunda dosis.

Al país llegaron un total de 820 mil dosis desde diciembre a esta parte. Hay 410 mil de cada uno de los componentes, lo que permite vacunar a esa misma cantidad de personas.

Por otro lado el gobierno espera cerrar las negociaciones con el laboratorio chino Sinopharm para poder contar con un millón de dosis. El objetivo sigue siendo que ese conteiner pueda llegar a la Argentina antes de que culmine febrero. Son proyecciones que no tienen fechas certeras. Los chinos tienen en su poder el contrato y deben terminar de dar el visto bueno para cerrar el acuerdo.

Argentina aún no terminó de vacunar al personal de salud, que es el primer grupo de riesgo, según la clasificación que implementó la cartera de Salud. El paso siguiente será vacunar a las 7.414.866 personas que tienen más de 60 años.