Sociedad

Rigen nuevas medidas en suelo porteño

Desde hoy el transporte público sigue quedando reservado para los trabajadores esenciales y se redujo a la mitad la cantidad de personas en los encuentros sociales. Además confían en la responsabilidad ciudadana y seguir con el plan de vacunación.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que desde este domingo rigen nuevas medidas dada  la situación pandémica y el aumento de casos por Covid-19.

De esta manera, comercios y locales gastronómicos cierran a partir de hoy la 1, salvo las farmacias. Mientras el transporte sigue reservado a los trabajadores esenciales. Dichas medidad rigen desde la 0 hora de este domingo.

Ante la trepada de casos de Covid-19 en la Ciudad en las últimas semanas, el Gobierno porteño redujo de 20 a 10 la cantidad de personas en los encuentros sociales tanto en espacios abiertos como cerrados y los comercios y locales gastronómicos deben cerrar entre la 1 y las 6.

En tanto,el transporte público sigue quedando reservado para los trabajadores que cumplen tareas esenciales y para aquellos que ya tienen el permiso para usarlo. Sin embargo, aclararon que no se avanzará con la restricción a la circulación.

Cabe mencionar que ésto se da tras un marcado crecimiento de casos. Hace un mes había un promedio diario de 350 casos, hoy se casi triplicó en 942. Este promedio es de los últimos quince días, entre los cuales hubo algunos días con 1.500 casos.

El R está en 1.05 y la ocupación de camas de terapia intensiva del sector público se encuentra en 28%, un número bajo respecto a otros momentos con la misma cantidad de casos diarios.

Asimismo, y con el  mismo  objetivo se reforzó la estrategia sanitaria para darle pelea al virus se basa en tres pilares.  El primero es el operativo de rastreo, testeo, aislamiento y seguimiento de contactos estrechos, que permite encontrar rápido a las personas contagiadas para aislarlas y evitar que el virus se siga propagando.

En la actualidad se testea a todas las personas con síntomas; a todos los convivientes y contactos estrechos de las personas contagiadas; se sumarán todos los profesores de las colonias, a los docentes de escuela de verano, a los voluntarios de los hoteles, y se armará un circuito para que los agentes de tránsito y de la Policía se testeen al regresar de las vacaciones

Además, a todos los turistas que ingresan a la Ciudad y a los que viven en Buenos Aires y vuelven de vacaciones. Hay un centro de testeo en Ezeiza para los que vienen en avión, en la terminal Dellepiane para los que vienen en micro y otros cuatro centros para quienes vienen en auto: en Costa Salguero, en el Centro de Exposiciones y Convenciones, en el edificio de la Munich, y en una unidad móvil en Callao y Tucuman.

En total, por los Centros de Testeo al Turista ya pasaron más de 130 mil personas, de las cuales casi 1.500 dieron positivo y hoy están aisladas sin contagiar.

A la fecha, en total, desde que empezó la pandemia, se hicieron más de 1.800.000 testeos, entre PCR, por antígeno y serológicos.

Pero en el último mes, en la Ciudad se triplicaron la cantidad de tests que se realizan por día. Pasó de cinco mil testeos diarios a más de quince mil en promedio.

El segundo pilar la vacunación. Los proteños recibieron 23.100 vacunas por parte del Gobierno nacional y se aplicó la primera dosis a más de 7.200 trabajadores de la salud, que son el primer grupo prioritario por ser quienes más expuestos están al virus.

En los próximos días se espera la llegada de la segunda dosis para completar este grupo. Y ya tenemos lista toda la logística para avanzar con el plan de vacunación una vez que lleguen al país más vacunas: están listas 37 postas de vacunación en toda la Ciudad acondicionadas para conservar las dosis y el sistema ya tiene más de 400 profesionales capacitados por el Ministerio de Salud de la Ciudad. La prioridad es vacunar al personal de salud, y en la próxima etapa a geriátricos y paradores de tercera edad.

Como tercer pilar se apela a la responsabilidad ciudadana en el cumplimiento de los protocolos: respetar las distancias, usar tapabocas, lavarse las manos, reunirse en espacios abiertos.

Para mayor control se determinaron 76 puntos de la Ciudad donde habitualmente se concentra mayor cantidad de personas, 39 zonas gastronómicas y 37 espacios verdes. Allí se distribuirán inspectores, agentes de prevención, agentes gastronómicos y personal de Espacio Público, de Fiscalización Urbana, de las Comunas y de Atención Ciudadana para concientizar y acompañar a los vecinos y controlar que estas disposiciones se cumplan.