Política

Restricción a jubilados

La medida tendrá vigencia a partir del lunes 20 para personas mayores de 70 años en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. El jefe de Gobierno porteño  Horacio Rodríguez Larreta dispone otorgar permisos de circulación para hacer compras,... Leer más »

barbijos1200

La medida tendrá vigencia a partir del lunes 20 para personas mayores de 70 años en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

El jefe de Gobierno porteño  Horacio Rodríguez Larreta dispone otorgar permisos de circulación para hacer compras, trámites o pasear animales. Será mediante un código brindado en el teléfono 147 que busca disuadir durante la llamada a las personas de salir al exterior o buscar medidas alternativas para lograr el cometido.

Sin embargo, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aclaró que no iban a imponer multas a los mayores si la Policía los encuentra en la calle, sino que los va a mandar a su casa.
El mandatario porteño agregó que “no buscamos prohibir a nadie, lo que buscamos es ayudarlos, cuidarlos, para evitar al máximo posible que tengan que salir a la calle, dado el riesgo de contagio”.

“El mayor riesgo de vida, de fallecimiento, lo tienen los adultos mayores. En la Argentina, el promedio de edad de fallecimientos por coronavirus es de 71 años. En el mundo, ocho de cada diez fallecidos son mayores de 70”, aseguró el jefe de Gobierno.

Al respecto,  el defensor de la tercer edad Eugenio Semino denunció: «El adulto mayor no es un débil mental. Explicándole los riesgos y beneficios de la medida es la mejor forma para que las acate y las comprenda» donde continuó «Es un error. No contribuye. Es una subestimación al concepto de responsabilidad que tienen los adultos mayores. Va a generar una nueva incomodidad para el adulto mayor, que ya tiene que llamar a mil lugares para comer, para cobrar.»

Semino prosiguió en una entrevistaa un importante diario: «Las violaciones del adulto mayor a la cuarentena fueron por actos generados por el Estado. El día 3 de abril, cuando vimos a los jubilados en los bancos, las colas para pagar los servicios o las jornadas de vacunación […] El Gobierno de la ciudad debería estar preocupado por testear a los 2000 adultos mayores que hay en las instituciones públicas administradas por la Ciudad y a su personal, para evitar lo que pasa en distintos geriátricos que son verdaderas bombas de tiempo.»