Política

Reclaman a la Ciudad alimentos y reconocimiento a trabajadores esenciales

Distintas organizaciones piqueteras se movilizaron hacia la sede del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño, en reclamo de asistencia alimentaria para los comedores comunitarios y un reconocimiento económico para las trabajadoras esenciales de esos lugares.

Distintas organizaciones piqueteras, vinculadas al sector duro de los movimientos sociales de izquierda, se movilizaron esta semana hacia la sede del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la ciudad de Buenos Aires, en reclamo de asistencia alimentaria para los comedores comunitarios y un reconocimiento económico para las trabajadoras esenciales de esos lugares, entre otras demandas.

La protesta se realizó en la sede de la cartera social porteña, que encabeza María Migliore y que está ubicada en la esquina de Eva Perón y Piedrabuena, en Ciudad Oculta, las organizaciones convocantes.
La manifestación fue encabezada por dirigentes y militantes de la Agrupación 17 de Noviembre, del Polo Obrero, del Movimiento Teresa Rodríguez-Votamos Luchar, el CUBa-MTR y el Movimiento Territorial Liberación (MTL-Rebelde), según se informó a través de un comunicado conjunto titulado «Larreta: con hambre no hay cuarentena».

«La grave situación social, la desocupación en aumento y la pérdida de los ingresos de la población trabajadora en las villas y los barrios de CABA empujan a los vecinos romper la cuarentena para buscar alimentos», denunciaron.
En ese sentido, los movimientos sociales añadieron que «con la pobreza y el hambre en ascenso, (el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez) Larreta ha tomado la decisión de no abrir más comedores en la Ciudad de Buenos Aires» y reclamaron que «es urgente que se dispongan todos los recursos para la apertura de nuevos comedores y aumentar la asistencia alimentaria a todas las familias que necesitan frente a la pandemia» de coronavirus.

Por otra parte, pidieron la implementación de una ayuda económica para las «trabajadoras y trabajadores esenciales que todos los días ponen el cuerpo haciendo comida en cada una de las ollas populares de los barrios pobres» del territorio porteño.

«Le reclamamos al Gobierno de la Ciudad el reconocimiento de todas las y los trabajadoras/es de los comedores comunitarios que hoy cumplen un rol esencial para paliar el hambre. Necesitamos un salario mensual igual a los trabajadores municipales de la Ciudad y con los mismos derechos, no un bono por única vez», remarcaron finalmente.