Política

Rechazo al plan “Terminá la Secundaria”

La plataforma virtual que permitiría cursar la secundaria, de manera on line desde cualquier punto del país, fue declarada inválida por el Consejo Federal de Educación.

Invalidan el programa porteño para terminar la Secundaria.

El Ministerio de Educación porteño deberá rehacer la propuesta educativa. En la reunión celebrada por el Consejo Federal de Educación (CFE),

se le comunicó al ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, que no fue aprobado el nuevo plan Terminá la Secundaria.

La Comisión Federal de Evaluación de Estudios a Distancia del Consejo Federal dictaminó que la nueva plataforma “on line” del programa Adultos 2000 –ingresada el 28 de marzo– es inválida y que deben rehacerla.

El Ministerio de Educación porteño tiene tiempo hasta fin de año para reformar la propuesta y volver a presentarla en el Consejo Federal de Educación.

Terminá la Secundaria, finalmente, resultó ser sólo el nombre de fantasía publicitario, renovado, del Programa Adultos 2000 que no tiene alcance nacional.

Desde el Ministerio de Educación de la Nación aseguran que dentro de la propuesta presentada ante el Consejo Federal por el Ministro Bullrich se encuentra un texto titulado “Desarrollo de la propuesta educativa. Plataforma”.

El texto incluye un módulo que ofrece formación de nivel secundario para adultos con jurisdicción de origen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La jurisdicción de destino también es la Ciudad.

Sin embargo, el Gobierno porteño promocionó la plataforma virtual Terminá la Secundaria como un plan nacional al que se pueden inscribir desde cualquier punto del país.

Es cierto que es posible inscribirse, pero hasta ahora nada indica que esos títulos vayan a ser válidos.

El 17 de junio, el Ministerio de Educación porteño informó que “en todo el país hay más de 200.000 personas interesadas en cursar la escuela media on line con el programa Terminá la Secundaria”.

Y aseguraron que empezaría a cursarse de manera virtual a partir de agosto de este año.

No tardó en llegar la respuesta del ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, que advirtió que Terminá la Secundaria “carece de validez nacional”. Sileoni precisó que la propuesta “no cuenta con dictamen de aprobación por parte de la Comisión Federal de Registro y Evaluación Permanente de las Ofertas de Educación a Distancia, dependiente del Consejo Federal de Educación, requisito excluyente para que el título a otorgar sea válido en todo el territorio nacional”.

Asimismo, el funcionario sostuvo que al plan “le faltan autorizaciones jurisdiccionales relacionadas con aquellas resoluciones del CFE que abordan el tema de la Educación a Distancia y están vigentes”.

Sileoni fue rotundo: al promover la iniciativa, dijo, “no se brinda información veraz a la población”.Según la página oficial, Terminá la Secundaria, “es una iniciativa del Gobierno de la Ciudad, a través del programa de educación a distancia Adultos 2000, para que tengas la posibilidad de retomar los estudios secundarios y obtener el título de Bachiller con validez nacional desde cualquier lugar del país”.

“El plan que se difunde no puede considerarse como una mejora del programa Adultos 2000, oportunamente aprobado por la Comisión Federal, ya que difiere del mismo sustancialmente, en especial en lo que refiere al diseño de la propuesta de enseñanza”, explicó Sileoni.

Adrián Sodanelli es delegado de los trabajadores del programa Adultos 2000.

Sodanelli señaló que los docentes de Adultos 2000 comenzarán este jueves la capacitación para aprender a utilizar la nueva plataforma. “Acordamos con la subsecretaria de Equidad Educativa, Soledad Acuña, que se dará mayor carga horaria a los profesores que ya están trabajando en el programa para atender la mayor demanda. Y que el personal nuevo será contratado bajo el Estatuto docente”.

El delegado de Adultos 2000 dijo que los contenidos de la plataforma serán la bibliografía oficial del programa. Pero que todavía no se resolvió cómo se tomarán los exámenes a los alumnos que estudian en las provincias.

La ley obliga a que los exámenes sean presenciales “pero todavía no hay claridad de cómo se van a implementar”, aseguró Sodanelli.

Con el rechazo del Consejo Federal de Educación, que adelantan voceros del Ministerio nacional, habrá que ver cómo responde el gobierno porteño. Principalmente a las 200.000 personas que creyeron en la abrumadora publicidad y se ilusionaron con terminar los estudios medios.