Política

Proyecto para pasaje subsidiado

Se trata de una tarifa social en trenes y subte y para boleto estudiantil universal y gratuito.El objetivo es garantizar el acceso al transporte, desde un enfoque social e inclusivo, expresó su impulsora María Rachid.

Rachid es la impulsora de la iniciativa.

La diputada porteña del Frente para la Victoria, María Rachid, presentó un proyecto proponiendo una tarifa social para el transporte ferroviario y de subterráneos y un boleto estudiantil universal y gratuito, que también incluye a los docentes de la educación estatal y privada subvencionada.

El objetivo es garantizar el acceso al transporte, desde un enfoque social e inclusivo, según lo establece la legislación local.

La iniciativa, elaborada junto al Movimiento Universitario Evita, y la Unión de Estudiantes Universitarios, plantea por un lado una tarifa social que contempla una reducción parcial o total del precio del servicio de los medios transporte referidos, y por otro, un boleto estudiantil universal y gratuito, que incluye como beneficiarios a los/as profesionales de la educación docentes, educadores/as populares, no docentes y auxiliares de los niveles de educación inicial, primaria, secundaria, terciaria, universitaria y de institutos de formación técnica y profesional de todos los establecimientos de gestión estatal, ya sean nacionales o locales, y a los privados con aporte estatal, más los de gestión social como escuelas primarias, bachilleratos y universidades populares.

Acompañada con la firma de otros legisladores, la norma agrega como beneficiarios a los profesionales de la salud, médicos, residentes, concurrentes, técnicos y auxiliares de los establecimientos públicos tanto locales como nacionales de la Ciudad, a los trabajadores que acrediten cobrar el salario mínimo vital y móvil, y a quienes no tengan un salario formal y registrado, así como a las personas a su cargo.

En la misma línea, incluye a los beneficiarios de los programas sociales, habitacionales, sean de origen local, provincial y/o nacional, como a las personas a su cargo, a jubilados y pensionados, a las personas con discapacidad y todas aquellas que por razones fundadas en su realidad socioeconómica o que por distintas circunstancias, la Autoridad de aplicación determine el otorgamiento de este subsidio.

Para la autora del proyecto «el transporte público es una herramienta para el goce del derecho al trabajo, a la educación y a la salud, razón por la cual esta iniciativa tiene como fin garantizar el acceso de todos y todas a los servicios trenes y subtes que se prestan en el ámbito de la Ciudad, sobre todo desde el injustificado aumento que rige a partir de hoy para los subterráneos, que sin lugar a dudas, deja excluidos a una enorme cantidad de vecinos».

Federico Demiriyi, miembro del Movimiento Universitario Evita, que junto a la Unión de Estudiantes Universitarios participaron en la redacción de la iniciativa, expresó que «ante una situación de deterioro de la posibilidad de acceso al transporte público, y en particular con el aumento del subte, refrendamos una vez más la necesidad de avanzar hacia un boleto estudiantil gratuito y una tarifa social que comprenda los tres niveles educativos sin restricciones burocráticas o de capacidad de viaje, para que el pueblo de la ciudad que necesita utilizar el subte no se vea excluido del servicio, ya que Metrovías ofrece un abono estudiantil restrictivo».

El dirigente estudiantil subrayó además que «Macri miente al hablar del ajuste inflacionario cuando la empresa no aclara el costo real del boleto, esto es un ajuste de hecho, por lo que se hace imperioso que la legislatura tome cartas en el asunto».

No está claro cómo se pretende aplicar una tarifa social y un boleto estudiantil en el transporte ferroviario, dado que el mismo depende del Gobierno nacional, más allá de que haya líneas que empiezan y terminan en la Ciudad.

,