Política

Proyecto de ley de centros culturales barriales

“Queremos que el proyecto se convierta en ley para resolver el problema, porque el vacío legal en muchos casos termina en clausura. La actividad de Centro Social y Cultural la debe desarrollar una persona jurídica sin fines de lucro”, destacó el legislador Gentilli, impulsor de la iniciativa.

Gentilli encabezó la charla.
Gentilli encabezó la charla.

Vecinos y referentes del Frente Amplio UNEN de la CABA dialogaron sobre el Proyecto de Ley de Centros Sociales y Culturales en el Teatro Bar Guapachoza.

El encuentro se llevó adelante el pasado jueves entre referentes del Frente Amplio UNEN de la CABA en apoyo a la Ley de Reconocimiento y Habilitación de Centros Sociales y Culturales Barriales de la Ciudad, presentado el pasado mes por el diputado porteño Javier Gentilini junto a los demás legisladores del interbloque UNEN.

El encuentro contó con la participación del propio Gentilini, quien integra la Comisión de Cultura de la legislatura porteña, Maria Eugenia Schvartzman, Vocal del Directorio del Teatro Colón por la oposición, y Laura González Velasco, referente de Libres del Sur en la CABA y miembro titular del Consejo Económico y Social. También estuvo presente Beto Baigorria, Secretario General de Libres del Sur CABA.
Gentilini destacó que “la repercusión del proyecto, que superó el ámbito de UNEN; ya son cuatro proyectos de distintos bloques los presentados en la legislatura en referencia a este tema”.

Y recordó, a su vez, que “el desarrollo de los espacios culturales se viene dando desde el fin de la década del ’90; el origen está en la profunda crisis social y de representación política de ese entonces. Pero hasta el día de hoy no se cuenta con la figura legal que los reconozca y habilite dentro del respectivo código.”
Asimismo añadió: “Queremos que el proyecto se convierta en ley para resolver el problema, porque el vacío legal en muchos casos termina en clausura. En nuestro proyecto, la actividad de Centro Social y Cultural la debe desarrollar una persona jurídica sin fines de lucro”.

Por su parte, María Eugenia Schvartzman señaló que “esta ley busca resolver una problemática que también se vive a nivel nacional, más allá de que la responsabilidad de la habilitación es de concurrencia distrital”.

En este sentido agregó que “a partir de la tragedia de Cromañón se comenzó a poner en relieve la importancia de un marco de seguridad legal y material que permitiese el desarrollo apropiado de la cultura. Los centros sociales y culturales barriales están desprotegidos, pero con mucho debate hacia el interior de las organizaciones y espacios, lo cual ha permitido avanzar en una propuesta legislativa de este tipo”.
Schvartzman destacó que “enmarcar legalmente los proyectos culturales también implica jerarquizarlos, rescatar su trabajo y promover sus actividades, que aportan mucho a quienes participan como creadores o público en general“.

A su turno, Laura Gonzalez Velasco manifestó que “este proyecto plantea la defensa de una cultura popular, e incentiva la capacitación de los participantes y la promoción de los espacios”.

La referente de Libres del Sur consideró que “este proyecto es fundamental” dado que “en la actualidad a los espacios culturales se les exige lo mismo lo mismo que se le pide a grandes emprendimientos de carácter lucrativo debido al vacío legal existente.”

, ,