Sociedad

Protesta y muerte en CABA

Durante una manifestación y en el Día de Médico, Alejandro Hakim, titular del servicio de obstetricia falleció de un infarto frente a la sede del Gobierno porteño.

El jefe de Obstetricia del Hospital Ramos Mejía de la Ciudad de Buenos Aires,Alejandro Hakim, falleció de un infarto mientras marchaba hacia la sede del Gobierno porteño, en el marco de un paro y movilización de los trabajadores de la salud en reclamo de «salarios dignos» y el reconocimiento de la carrera profesional, entre otras demandas.

Héctor Ortiz, secretario general de ATE-Salud, confirmó el fallecimiento de Hakim, «víctima de un infarto», a pocos metros de llegar a la sede del Gobierno de la Ciudad, en el barrio de Parque Patricios, donde se realiza la protesta, en coincidencia con el Día del Médico.

Esta mañana, trabajadores de los 34 hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), cumplen un paro de actividades con movilización en reclamo de «salarios dignos» y del reconocimiento de la carrera profesional, entre otras demandas.

La movilización arribó minutos después de las 10 a la sede del Gobierno de la Ciudad, ubicada en la calle Uspallata 3150 del barrio de Parque Patricios.

En tanto, por la tarde personal de enfermería en CABA a través de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) que los nuclea, continúa con nuevas medidas de fuerza reclamando la inclusión en la Carrera Profesional de la Salud de CABA.

Andrea Ramírez, enfermera del Hospital Ramos Mejía y referente de ALE declaró: “Este fue un año impresionante, dramático: el COVID nos expuso y tuvimos casi 200 compañeros fallecidos en la primera línea. Fuimos esenciales durante toda la pandemia y dentro de poco con el operativo de vacunación: pero Larreta nos considera descartables. Hoy, nos niega la inclusión en la Carrera Profesional. Por eso, cobramos salarios por debajo de la canasta de pobreza y estamos forzadas al pluriempleo. Una aberración discriminatoria”.

Por su parte, Carolina Cáceres, enfermera del Hospital Tornú y también referente de ALE completó:“El poder político de CABA, con el Jefe de Gobierno y su ministro Quirós, hizo marketing con la salud pública durante todo el año. Sin embargo, la precarización de la enfermería es abrumadora. Van a seguir necesitando de nosotras y nosotros. Y nos vamos a plantar hasta las últimas consecuencias. Volvemos a ir con Caravana y Ruidazo hasta el domicilio de Larreta, y le anticipamos lo que resolvimos en asamblea: el 21 de diciembre Enfermería Acampa en la 9 de Julio. Para que lo vean el país y el mundo”.

El sindicato de Enfermería ALE, anticipó que reclamará audiencia con el Jefe de Gobierno en cada una de las medidas de fuerza. Y que la acción en la 9 de Julio, va a tener ese mismo propósito.