Política

Preocupación por los shoppings

A FECOBA y CAME les llama la atención “la tenacidad de Macri para enviar por cuarta vez el proyecto de los shoppings a la Legislatura”.

Preocupa la creación se shoppings en la Ciudad.

A raíz de la perseverancia de CAME y FECOBA, los dos proyectos para la instalación de shoppings en la Ciudad están paralizados.

El Vicepresidente primero de FECOBA, Vicente Lourenzo, explicó las razones de la oposición a ambos proyectos y afirmó que la insistencia del PRO sólo se explica por «un capricho del Jefe de Gobierno».

Vicente Lourenzo, vicepresidente primero de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), no ahorra explicaciones para justificar la fuerte oposición tanto de FECOBA como de CAME a la instalación de dos shoppings en la ciudad de Buenos Aires. Uno, en Caballito, donde la Legislatura porteña debe autorizar el cambio de zonificación y, el otro, en Palermo, donde la Justicia ordenó postergar la inauguración porque no se había llevado a cabo correctamente la obra, dado que no había estudio de impacto ambiental.

En este último caso el Gobierno porteño aprobó el estudio de impacto ambiental pese a las irregularidades denunciadas(ver nota)

En ambos casos la empresa involucrada es IRSA por eso Lourenzo quiere que las cosas estén claras: «No tenemos nada personal con IRSA. Nosotros denunciamos la ilegalidad que el grupo económico permanentemente se basa para desarrollar sus grandes emprendimientos y creo que a la población en general la someten a una oposición de ideas que no es correcta».

Y añadió: «Si el teórico titular de esas propiedades o esos terrenos es IRSA no debería dejarlos abandonar y dejarlos con yuyos de seis metros, ratas, y después plantear ¿quieren esto o un shopping? La realidad es que no debería ser así y el Gobierno y las autoridades no deberían decir esto o el baldío, el shopping o la rata. Y lo mismo con las ex Bodegas Giol». Lourenzo señala: «Ponemos en duda la legalidad de esas propiedades porque dicen que pertenecían al Club Ferrocarril Oeste, al que le había sido cedido en concesión por lo tanto las propiedades siempre eran del Estado. Si uno va al titulo de propiedad va analizar que es de la ex ONABE y pasa directamente a ser de IRSA».

«Sin embargo -amplió- aparece una venta de seis millones de dólares de Ferro y hay un ex presidente de la institución preso porque nunca entró a Ferro ese dinero. El Gobierno debería es preguntar si el terreno que estaba comprando estaba zonificado para hacer grandes estructuras, o estaban zonificados para otras cosas y logran leyes, privilegios, zonificando y permitiendo grandes construcciones con las grandes complicaciones que trae para el barrio estas mega construcciones. Habría que decirle a la gente vamos a analizar la legalidad de todo esto».

Asimismo, sostuvo: «Nos llama realmente la atención la tenacidad del Jefe de Gobierno para enviar por cuarta vez el proyecto a la Legislatura, siendo que hay una gran oposición al mismo».

Sin ir más lejos, el Consejo Económico y Social de la Ciudad, del cual Lourenzo es Vicepresidente, emitió un informe aconsejando al Jefe de Gobierno no avanzar con la construcción de shopping y, en cambio, auspiciar la instalación de centros comerciales a cielo abierto

El mismo debe ser aprobado por todos los sectores que conforman el Consejo para poder ser emitido, con lo cual no es sólo FECOBA o CAME quien lo plantea.

Con respecto a Palermo la situación es un poco distinta pero, en el fondo, también hay cuestionamientos a la forma.

«Ellos dicen que no es un shopping que es un paseo de compras pero la realidad es que el paseo de compras está acompañado de más de 300 cocheras generadas en un subsuelo en un barrio inundable, donde están las vías del ferrocarril», explicó Lourenzo.

Según señaló «Arcos del Gourmet había obtenido una concesión para una explotación cultural y gastronómica, cosa que no fue así porque después de la compra de esos terrenos, de la noche a la mañana empiezan a construir algo distinto. No había ningún permiso de obra, fue en forma totalmente arbitraria, basándose en resoluciones internas». A lo que agrega: «Faltando poco tiempo para terminar la construcción obtienen la ley. En primera lectura no fue tratado el polígono que rezonificaba justamente el shopping de Palermo, si está tratado en segunda lectura. Se hizo la audiencia pública con el 95% de la gente en contra y se avanza igual, agregando artículos que no estaban en la primera lectura, no modificando los existentes, algo totalmente inconstitucional».

Además de cuestionar la norma, FECOBA objeta también la inexistencia del informe de impacto ambiental.

«Ellos los construyeron, quisieron habilitar y nosotros nos presentamos a la Justicia y dijimos esto es irregular. El juez de primera instancia lo analiza y decide parar la inauguración. IRSA apela la medida y la Cámara dice que tienen que parar todo tipo de construcción hasta que resuelva la cuestión de fondo», aseguró Lourenzo.

Pero ésto no es todo. «Por un aviso que aparece en la sección policiales de Clarín el Gobierno de la Ciudad llamó a audiencia pública para la Agencia de Protección Ambiental dictamine sobre el informe de impacto ambiental.Conclusión está parado a la espera de lo que decida la Justicia», enfatizó.

Para Lourenzo tanta insistencia del Gobierno de la Ciudad sólo se explica «no teniendo pruebas de que esto tenga otro trasfondo delictivo» como «un capricho personal del Jefe de Gobierno».

De todas maneras, el Vicepresidente de FECOBA aclara que, además de las irregularidades en ambos casos, «hay un impacto socio económico muy fuerte porque en definitiva estos grandes centros de compra se convierten en aspiradoras de clientes. No significa que la gente vaya a comprar al Shopping porque está excesivamente caro pero sacan tiempo de esparcimiento en otros centros comerciales de la zona».

CAME es una entidad a nivel nacional que nuclea a mas de 1400 entidades de todo el país, es una entidad de tercer grado. FECOBA es una entidad de segundo grado porque nuclea a cámaras y a centros comerciales de toda la ciudad de Buenos Aires.

FECOBA sería la CAME de la Ciudad. Ambas buscan «la defensa del sector comercial, PyME».