Política

Polémica por la privatización de la Costanera Norte

Para el legislador Solano, “la inscripción de 7.044 personas para participar de la audiencia pública por la venta de tierras de la Costanera Norte muestra el rechazo que ha generado en la población la decisión del gobierno en privatizar el acceso al Río de la Plata."

El legislador Gabriel Solano cargó contra la idea del Ejecutivo porteño de privatizar un parea de Costanera Norte. En este sentido consideró que “la inscripción de 7.044 personas para participar de la audiencia pública por la venta de tierras de la Costanera Norte muestra el rechazo que ha generado en la población la decisión del gobierno en privatizar el acceso al Río de la Plata».

«Más allá de que la audiencia no tiene un carácter vinculante, la inscripción masiva es un revés para el gobierno de Larreta, ya que el debate se extenderá más allá del mes de diciembre, impidiendo que la segunda lectura de la ley se apruebe durante el año 2020”,indicó y añadió que “la venta de las tierras donde hoy se encuentra Costa Salguero y Punta Carrasco representa un enorme negociado inmobiliario. El plan del gobierno porteño es construir allí un barrio náutico, con torres que oscilarán entre los 18 y los 29 metros de altura. Se estima que el valor de las propiedades construidas será de 9 mil dólares el metro cuadrado, superando incluso las cotizaciones actuales que registra Puerto Madero”.

Asimismo Solano explicó que “el rechazo que este proyecto ha suscitado en amplios sectores se debe al impacto ambiental que traerá a la Ciudad de Buenos Aires. En momentos donde se agudizan las consecuencias del cambio climático creado por el calentamiento global, la construcción de torres que bloquen el acceso al río va en sentido contrario a lo que aconsejan todos los especialistas. Al impacto ambiental hay que sumarle el habitacional. Sucede que bajo los gobiernos del PRO en la Ciudad se vendieron unas 150 hectáreas y se entregaron en concesión aproximadamente otras cien.

«Esa tierra, que forma parte del reservorio de tierras públicas que tiene el distrito porteño, fue entregada al capital inmobiliario para la construcción de viviendas de lujo. Este proceso alimentó una especulación que valorizó artificialmente la tierra, incrementando el precio de la vivienda hasta un extremo que hoy la ha convertido en inaccesible para cualquier trabajador que vive o trabaja en la Ciudad. En la actualidad para acceder a un departamento de 60 metros cuadrados se requiere 27 años de salario”, añadió.

Para cerrar el legislador manifestó: “La privatización de la Costanera Norte agravará la crisis ambiental y habitacional de la Ciudad. La masiva inscripción en la audiencia debe ser el principio de una movilización popular para recuperar esas tierras y construir allí un amplio parque de acceso universal y gratuito”.