Sociedad

Piden separar al efectivo de la Metropolitana que baleó al joven en La Boca

Vecinos de La Boca reclamaron “justicia por Lucas” y contra el “gatillo fácil”.

Reclamo  por Lucas.
Reclamo por Lucas.

Familiares y amigos de Lucas Cabello reclamaron justicia.

“Estamos para pedir Justicia por Lucas y exigirle al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que no interfiera en la investigación y que explique por qué el policía que lo baleó no está aún separado de la fuerza”, dijo Nahuel Berguier, abogado de la familia del joven, quien participó de la concentración en la esquina de Almirante Brown y Villafañe.

Berguier afirmó que el policía Ricardo Ayala, de 24 años, quien disparó el pasado 9 de noviembre tres tiros al joven de 20 años -uno en la pera, otro en el brazo y otro en un testículo- declaró al ser indagado hace unos días por el juez de instrucción en lo Criminal Osvaldo Rappa, que disparó para defenderse de una agresión y que pensó que Cabello estaba armado.

“Pero eso se contradice con la versión de los testigos y con el acta que figure en el expediente, en la que dice que en la escena había sangre de Lucas, tres vainas servidas y ningún arma, por lo que Lucas no estaba armado”, enfatizó.

El abogado comentó que Cabello se encuentra “con pronóstico reservado y en terapia intensiva”, y que si bien dos de las balas fueron extraídas, la que ingresó por la pera quedó alojada en la médula espinal”.

“La familia reclama una audiencia con María Eugenia Vidal y autoridades del Gobierno porteño para que rectifiquen los dichos injuriantes sobre Lucas, aparten a Ayala de la fuerza y cesen las acciones de entorpecimiento de la investigación”, señaló.

El padrastro de Lucas, Rubén Heredia, señaló que si bien Lucas “está evolucionando favorablemente, la bala que ingresó por la pera le reventó la médula y no creemos que pueda volver a caminar”.

“Hoy pudo mover un poco un brazo y uno de los hombros, pero su pronóstico sigue siendo reservado. Sólo queremos justicia y que se recupere, nada más”, agregó.

Por su parte Leonardo Grosso, diputado nacional por el FpV, apuntó que “es extraño que medios como Clarín o La Nación no le hayan dado cobertura al caso”.

“El que disparó tres veces sobre un pibe desarmado es un delincuente, y es inadmisible que el Gobierno de la Ciudad no responda de ningún modo y que la actual vicejefa de Gobierno porteña y próxima gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, haya defendido y justificado al oficial”, enfatizó.

Asimismo, el legislador porteño José Cruz Campagnoli (Nuevo Encuentro-FpV), coincidió y pidió “que se exonere al agente Ayala y que el gobierno de la Ciudad le quite la protección a la Metropolitana”.

“Es un fuerza que no tiene perspectiva de derechos humanos y que si sigue así se va a transformar en una policía cada vez más peligrosa. Esto fue un caso de violencia institucional”, denunció.