Género

Pelotas para nenes y muñecas para nenas

Nuevamente, al acercarse la fecha del Día del Niño se instala en la sociedad el debate sobre los juguetes sexistas y se suman campañas que fomentan la igualdad entre los niños para evitar estereotipos de género.

Varias campañas alientan a no regalar juguetes sexistas.
Varias campañas alientan a no regalar juguetes sexistas.

El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) y el Instituto de la Mujer de Andalucía (IAM) han elaborado unas recomendaciones para eliminar los estereotipos sexistas que inundan la publicidad de juguetes en la televisión, muchos al acercarse fechas como el Día del Niño.

Estos organismos comprobaron que únicamente el 19% de los anuncios analizados en la pasada campaña navideña siguió las normas y códigos de buenas prácticas aconsejadas para fomentar la presentación de una imagen igualitaria entre niños y niñas.

Por ello estas recomendaciones apelan a los agentes implicados para que corrijan las connotaciones sexistas que se han identificado en el 80% de los anuncios del estudio.

El Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista analizó 327 anuncios de juguetes y evidenció el enorme impacto televisivo que tiene este tipo de publicidad entre los menores de edad.

El 91,4% de la publicidad televisiva de juguetes se concentra en los canales temáticos infantiles, dato que describe la presión publicitaria a la que se somete a los telespectadores más pequeños de la casa.

Entre las recomendaciones, piden que los anuncios de distintas categorías de juguetes no se dirijan de forma exclusiva a uno de los dos sexos para eludir las estrategias publicitarias clásicas basadas en la premisa de que las muñecas y sus cuidados son un asunto sólo de las niñas y los coches, la aventura y la acción son asuntos exclusivos de niños.

Se recomienda asimismo que se eviten los anuncios que enfatizan la representación de las niñas emulando estereotipos adultos asignados las mujeres, especialmente los que impliquen culto al cuerpo y a la belleza, seducción o magnificación de la apariencia.

En este sentido, se pide también que se eludan las representaciones de juguetes y accesorios que incorporen elementos de una temprana sexualización de las niñas entre los seis y los trece años, evitando las imágenes, vestuario y comportamientos erotizantes o centrados en el atractivo sexual.

Según el CAA, el análisis de estos spots televisivos evidencia que la autorregulación del sector no ha hecho posibles los cambios que convendría introducir en este sector en el que persiste un marcado carácter sexista y estereotipado. Los anuncios de juguetes siguen transmitiendo modelos sexistas a niños y niñas mediante la asignación no sólo de juguetes distintos para cada uno de ellos, sino también de roles, actuaciones e imágenes diferenciados por género.

Los medios de comunicación de masas, y en especial la televisión, son reconocidos agentes educativos y socializadores, por su dimensión de constructores y difusores de la realidad social, de valores, estereotipos e imágenes de los diferentes grupos sociales. Según el CAA y el IAM, los mensajes sexistas impiden la igualdad efectiva entre ambos sexos desde el inicio mismo de la socialización de los niños, donde se ubica el juego.