Sociedad

Paro, palos y paritarias

"Me recontra cagaron a palos cuando yo me entregué mansamente", sostuvo Segovia en referencia a la policía que lo detuvo mientras cortaba las vías en reclamo de discutir paritarias.

5ffcca278113ac23427ccdc3ca7a481d

En el marco de una medida de fuerza llevada adelante por Metrodelegados Néstor Segovia, y otros quince colegas quedaron detenidos por cortar las vías.

Tras varias horas de ser demorado por interrumpir el funcionamiento normal del subte y enfrentarse con la Policía, fue liberado y se restableció el servicio en todas las líneas.

El sindicalista había sido trasladado desde la comisaría 30 donde estaba preso al hospital Argerich por un cuadro de hipertensión y, cerca de las 21.30, fue llevado nuevamente a la dependencia policial y de allí a la Unidad de Orientación y Denuncia de la Fiscalía de la Ciudad en calle Beruti 3345, en el barrio porteño de Palermo.

Luego de ser puesto en libertad sostuvo: “Salí más fortalecido que nunca”. El gremialista criticó al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, por ser ” responsable de todo lo que pueda pasar en el subte”.

Asimismo calificó lo ocurrido como “un circo para confundir a la gente” y dijo que su objetivo es poder “discutir paritarias y defender el bolsillo de los trabajadores”.

Además, denunció que fue maltratado por los efectivos de la Policía de la Ciudad: “Me recontra cagaron a palos cuando yo me entregué mansamente”.

El hecho se dio en medio de una huelga en las líneas H y E, cuando varios metrodelegados cortaron las vías para obstruir la partida de las formaciones conducidas por los empleados que no se sumaron a la medida de fuerza.

Los otros detenidos fueron: Flavio Baigorria, Ariel Delatorre, Ariel Leguizamon, Cristian Landaburu, Manuel Compañez, Daniel Romano, Emanuel Gutierrez, Claudio Rosas, Hugo Gimenez, Leonardo Gimenez, Marcos Robledo, Noelia Rodas, Carlos Pena, Gregorio Soria y Carlos Toledo, quienes con el correr de la tarde fueron liberados.

Posteriormente, según comunicó Metrovías, tras la medida de fuerza en todas las líneas (paralización del servicio de las líneas E, H y Premetro desde la medianoche y en el resto de la red desde las 12.00) por parte de AGTSyP, la operadora dispuso una serie de sanciones.

“En el marco de estas medidas de fuerza, los telegramas de suspensión ya enviados por la compañía ascienden a 150 (114 de ellos a delegados gremiales que cuentan con tutela sindical) originados en acciones ilegales tales como la ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y/o liberación de molinetes para facilitar la evasión o directamente impedir la normal prestación del servicio”, indican.

“La persistencia de este tipo de situaciones ha motivado el agravamiento de las sanciones aplicadas, tal como ya se ha comunicado al personal involucrado”, agrega el escrito en el que además la operadora remarca que “esta metodología de reclamos ya afectó a más de 1.000.000 de usuarios”, sostiene el comunicado.