Sociedad

Palermo es sede de fiestas clandestinas

Durante los últimos días la Policía porteña desactivó en dicho barrio distintas actividades ilegales. En uno de ellos se secuestraron drogas y en el otro hubo detenidos.

La Policía de la Ciudad desarticuló este fin de semana junto con el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) y la Agencia Gubernamental de Control (AGC) una fiesta clandestina en un bar de Palermo y secuestró dosis de cocaína «rosa».

La fiesta se llevó a cabo en un local comercial ubicado en el cruce de Sarmiento y Casares donde se estaba desarrollando una reunión clandestina en la planta baja del local con más de 50 personas, infringiendo la normativa vigente.

Además, durante la inspección, que contó con la participación de la División Canes de la Policía de la Ciudad, se detectó en un tacho de basura ubicado en el baño de mujeres tres sobres de nylon con cocaína «rosa», con un pesaje de 1,1 gramos.

En la causa intervino la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº5, a cargo del Dr. Kessler, que ordenó el secuestro de los estupefacientes, la clausura del lugar y la notificación de los presentes.

En tanto, al promediar la semana pasada, la Policía de la Ciudad detuvo a dos hombres de 43 y 48 años por ser los organizadores de una fiesta clandestina. La misma se realizó en un local del barrio de Palermo, que tuvo la participación de alrededor de 40 personas.

Personal de la División Operaciones Especiales Requeridas por el Ministerio Público Fiscal, del Departamento Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad, se desplazó junto al Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ), la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y la Dirección General de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad (DGFyC) a un local comercial con el nombre «Carnal», ubicado en la calle Niceto Vega al 5500.

En el lugar había unas 40 personas en un primer piso y con música a alto nivel, infringiendo el decreto presidencial de restricción nocturna, dictado para frenar la propagación de contagios de Coronavirus.

En consecuencia, el magistrado actuante ordenó que a todos los presentes se les haga el acta contravencional por infracción al Artículo 205 del Código Penal.

A los dueños del local también se les labró una infracción al Artículo 129 por Encubrimiento de Actividad de Baile.

Además, se procedió a secuestrar un parlante con potencia, dos bandejas de DJ, un mezclador de sonido y un control de iluminación de luces de salón.

Intervino la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 5, a cargo del doctor Kessler, quien avaló lo actuado y dispuso la clausra y tapiado del local por parte de la AGC.