Sociedad

Ollas populares en Plaza de Mayo

En la mañana de hoy, organizaciones sociales reclamaron de esta manera por salario digno, contra el hambre y la pobreza.

tapa-3265

Organizaciones sociales instalaron desde las diez, de este jueves, ollas populares en Plaza de Mayo. “Salimos a las calles por salario digno, contra el hambre y la pobreza”, señalaron en un comunicado.

“Iniciamos un plan de lucha escalonado con el objetivo de pelear contra el hambre y la pobreza de nuestro pueblo, contra la represión y por más trabajo y salarios dignos”, añadieron.

Según sostienen: ” Ante la grave situación que viven millones de familias en nuestro país salimos a las calles en el marco de una jornada de lucha unitaria impulsada por diversas organizaciones sociales para darle batalla a las políticas de ajuste y hambre del gobierno Macrista”.

En este marco, este jueves se realizó la primera jornada de manifestación hacia Plaza de Mayo donde instalaron cientos de ollas populares para “visibilizar la crisis social y económica que golpea a los sectores populares”.

“La ofensiva contra el pueblo trabajador continua: la desocupación alcanzó a 7,1 millones de personas, mientras que día a día se suman más despidos y suspensiones tanto en sectores fabriles como en áreas del Estado. Las consecuencias de las políticas gubernamentales han dado como resultado un aumento de la pobreza, que hoy alcanza a 12.5 millones de personas, es decir el 30,3% de la población; 6 de cada 10 niños viven en la miseria, no pudiendo satisfacer necesidades básicas como una alimentación adecuada, acceso a la vivienda, la vestimenta y la educación. Más de 1 millón de jóvenes ni estudia ni trabaja y debido a no poder cumplir con el requisito del estudio el gobierno ha quitado recientemente 232 mil Asignaciones Universales por Hijo a las familias que más lo necesitan. A esto se le suma que el pasado 27 de junio el gobierno junto con los empresarios impuso por decreto, un salario mínimo vital y móvil, que deja a millones de personas por debajo de la línea de la pobreza, generando una brecha cada vez más desigual en Argentina”, denuncian.

Asimismo añaden que “los trabajadores precarizados que perciben un ingreso de $4.030 pesos mensuales a través de los programas de empleo, es decir ni siquiera alcanzan los $5.798,57 de la canasta básica alimentaria que establece el nivel de indigencia”.

“En este contexto de ajuste del gobierno nacional, en complicidad con los gobiernos provinciales, se profundiza la represión y la criminalización de la protesta, contra los que luchamos en defensa de nuestros legítimos derechos, como ha ocurrido recientemente con los trabajadores despedidos de Pepsico”, refuerza el comunicado de organizaciones sociales y agrega que “frente a esta situación urge salir a las calles de manera masiva y unitaria para rechazar la avanzada represiva así como denunciar y exigir medidas contra el hambre y la pobreza”.

En tanto denuncian que ” la CGT después del paro del 6 de abril no dio continuidad a la lucha y le permitió al gobierno retomar la iniciativa. Hoy ante un empeoramiento en las condiciones de vida para nuestra clase, ambas centrales sindicales postergan medidas para después de las elecciones, lo cual es inadmisible en los tiempos que corren si tenemos en cuenta la escandalosa flexibilización laboral aplicada en Brasil recientemente. Ya el ministro de Trabajo Jorge Triaca reconoció que el gobierno de Mauricio Macri tiene en carpeta avanzar en el mismo sentido luego de octubre”.

“Por todas estas razones salimos a la calle en unidad para golpear todos juntos y dejar bien en claro que no nos quedaremos de brazos cruzados frente a la injusticia, la miseria y el hambre de nuestras familias. Seguiremos dando la batalla organizados y en pie de lucha, porque sabemos que esa es nuestra principal herramienta para enfrentar el ajuste y la pobreza a la que quieren condenar al conjunto de la clase trabajadora”, afirman para cerrar.