Sociedad

Muerte tras persecución y tiroteo

Una violenta persecución se desató a comienzos de semana desde Palermo hasta Villa Urquiza. Como resultado un delincuente murió y otros tres resultaron heridos y detenidos.

Un delincuente muerto tras persecución.

Un hombre murió y otros tres resultaron heridos y detenidos tras enfrentarse a tiros con policías que los persiguieron por un asalto.

El hecho finalizó cerca de las 5.30 del pasado martes en Olazábal y Altolaguirre, a metros de la comisaría 39a. de la Policía Federal, en Villa Urquiza, donde la camioneta robada en la que circulaban los delincuentes volcó tras chocar con un patrullero que los perseguía.

Al respecto, el director del SAME, Alberto Crescenti, confirmó que cuando las ambulancias llegaron al lugar uno de los asaltantes, de aproximadamente 40 años, ya estaba fallecido, y que los otros tres, de 30, 46 y 52 años, fueron trasladados con distintos traumatismos al Hospital Tornú.

Según las fuentes, todo comenzó en la zona de Palermo, donde cuatro delincuentes armados que se movilizaban en una camioneta Renault Duster color bordó y que había sido robada días atrás, asaltaron a un automovilista.

De acuerdo a los voceros, los ladrones interceptaron al automovilista y lo obligaron a subir a la Duster para llevárselo cautivo, pero la maniobra fue observada por un taxista que de inmediato alertó al teléfono de emergencias policiales 911.

Ante esa situación, los policías salieron en busca de la Duster, la cual fue observada pocos minutos después, por lo que se inició una persecución que se extendió decenas de cuadras hacia la zona de Villa Urquiza, donde los delincuentes abandonaron a su víctima.

Un jefe policial relató que, durante la persecución, un patrullero protagonizó un fuerte choque en la avenida General Paz y Constituyentes, sin que se produjeran heridos.

Sin embargo, la persecución continuó hasta Olazábal y Altolaguirre, a metros de la sede de la seccional 39a. de la Policía Federal, donde la Duster con los delincuentes a bordo chocó contra un patrullero y protagonizó un vuelco, tras el cual impactó contra varios autos estacionados y un contenedor de basura.

En medio del vuelco y choque los delincuentes comenzaron a disparar contra los policías, lo que motivó un intenso tiroteo en el cual uno de los asaltantes murió en el lugar y los otros tres resultaron heridos y detenidos.

Según Crescenti, dos de los delincuentes heridos fueron trasladados al Hospital Tornú por personal del SAME, y quedaron allí internados bajo fuerte custodia.

El restante fue internado en el Hospital Pirovano, también con custodia policial, agregó el director del SAME.

Fuentes policiales aseguraron que la camioneta había sido denunciada como robada el sábado 15 de agosto último en jurisdicción de la comisaría 8a. y se investiga si estos asaltantes fueron los mismos que protagonizaron distintos episodios delictivos en la zona de Palermo.

En tanto, dentro de la camioneta los policías secuestraron tres pistolas calibre 9 milímetros, un juego de esposas, un equipo de comunicación y precintos plásticos, utilizados habitualmente por los delincuentes para inmovilizar a sus víctimas.

Según los investigadores, en la persecución participaron patrulleros de las comisarías 31, 33, 35 y 39 de la Policía Federal.

En tanto, como consecuencia del operativo, un efectivo policial resultó con lesiones y traumatismos en una pierna, por lo que debió ser trasladado al Hospital Churruca.