Sociedad

Denuncian el vaciamiento del Parque de la Memoria

La directora del Parque, Nora Hochbaum, advertía que “otros contratados recibieron aumento, pero los empleados del Parque no. Se nos dijo que todos los que no estén conformes estaban en libertad de renunciar y conseguirse otro trabajo”. Para ella, esta decisión también marca “un vaciamiento para seguir produciendo actividades que generen una mayor conciencia social sobre el terrorismo de Estado”.

Trabajadores del Parque de la Memoria denuncian vaciamiento.
Trabajadores del Parque de la Memoria denuncian vaciamiento.

Trabajadores del espacio se manifestaron contra la decisión del gobierno porteño de no dar aumento y denuncian que el PRO no profundiza políticas de derechos humanos

“Este año van a recibir un 0% de aumento en sus sueldos. Y al que no le gusta que se vaya consiguiendo otro trabajo”. Ese fue el mensaje que desde la Secretaría de Inclusión y Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires enviaron a los trabajadores del Parque de la Memoria y de la Dirección de asistencia a víctimas de violencia.

Los empleados, que desde hace tiempo vienen denunciando una política de vaciamiento por parte del gobierno porteño, realizan desde este mediodía una movilización y radio abierta frente a la Secretaría, en Rivadavia 611. “El Parque de la Memoria debería ser un lugar ejemplar en cuanto a las condiciones laborales”, aseguró una delegada de ATE.

Los funcionarios porteños alegan problemas presupuestarios, y con ese argumento se niegan a otorgar los correspondientes aumentos. “Si no hay presupuesto es un problema de los funcionarios, no de los trabajadores”.

“La Dirección de asistencia a víctimas de violencia se vació y eso vulnera todavía más los derechos de las personas que necesitan asistencia”, agregó la representante gremial.

La Dirección de Asistencia a Víctimas de Violencia trabaja en casos de trata, búsqueda de personas con discapacidad mental y brinda asistencia a víctimas de abuso y violencia, temas que a las claras no son importantes para el gobierno de Macri.

La protesta de los empleados no tiene como único reclamo la cuestión salarial. “Hay persecución de trabajadores, muchos ya se fueron. Hay problemas edilicios estructurales, se trabaja sin privacidad”, explicó la delegada, señalando que el reclamo excede lo estrictamente salarial, pues la decisión de no otorgar subas es parte de una serie de políticas de la administración PRO para vaciar todos los organismo de la Ciudad que trabajan con Derechos Humanos.

La directora del Parque, Nora Hochbaum, advertía que “otros contratados recibieron aumento, pero los empleados del Parque no recibirán un aumento salarial. Se nos dijo que todos los que no estén conformes estaban en libertad de renunciar y conseguirse otro trabajo”.

Para Hochbaum, esta decisión también marca “un vaciamiento para seguir produciendo actividades que generen una mayor conciencia social sobre el terrorismo de Estado”. Los trabajadores señalan al subsecretario de Derechos Humanos porteño, Claudio Avruj, como uno de los responsables del deterioro en las condiciones laborales del Parque.

Días antes el subsecretario de Derechos Humanos porteño, Claudio Avruj, aseguraba: “No vamos a cerrar el Parque de la Memoria. Tal versión es absolutamente falsa”. Pero nada decía sobre los sueldos de los trabajadores del Parque, mientras postergaba todo tipo de diálogo hasta que el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, regrese de sus vacaciones.

Un informe de La Fábrica porteña, el espacio que conduce Carlos Tomada, indica que la subejecución de las partidas presupuestarias del parque fue una constante, al menos, desde 2010. En ese año se ejecutó el 22,74 por ciento del total de fondos disponibles para el Parque.
En 2011 se ejecutó el 25,73 por ciento; en 2012, el 36,43 por ciento y hasta el tercer trimestre de 2013 llevaban ejecutado el 14,74 por ciento. Otra prueba más del vaciamiento promocionado por el PRO.

El Parque de la Memoria surgió como una iniciativa de la Legislatura durante el gobierno de Aníbal Ibarra. Contiene un memorial con los nombres de los desaparecidos, diversas esculturas alusivas y un centro de actividades que se llama PAYS (Presentes Ahora y Siempre). En 2013 solamente fue visitado por 155 mil personas.

,