Sociedad

Mataderos: “Barrio del gaucho argentino”

La zona era una llanura sin huellas ni caminos, entre el Riachuelo y el camino de los Reynos de Arriba (actual Rivadavia), pero en 1889 vio llegar, en el entusiasmo generado por Tellier y sus carnes enfriadas, más la necesidad de sacar el faenado del centro de la ciudad, el Matadero de Nueva Chicago. Hoy su feria atrae miles de visitantes con artesanías, comidas típicas y mucho folclore.

La Feria de Mataderos es una atracción para turistas.

El 14 de abril de 1889 se colocó la piedra fundamental de los nuevos mataderos, que desplazarían de esa forma a los tradicionales Corrales Viejos ubicados en la zona de parque de los Patricios. Y fue alrededor de las nuevas instalaciones donde comenzó a formarse el barrio, cuya población vivía de la nueva fuente de trabajo allí instalada.

Los mataderos se inauguraron el 21 de marzo de 1900 dedicados exclusivamente a la matanza de vacunos. En mayo de 1901 se inauguraron otras instalaciones que posibilitaron la matanza de ovinos y porcinos.

Por entonces, Mataderos era Nueva Chicago, denominación que aludía a la ciudad norteamericana caracterizada por su industria de la carne.

El arroyo Cildáñez ganó por años un apodo: «el arroyo de la sangre», pues hacia él derivaban los desperdicios de la industria carnicera.
En 1912 se habilitaron las primitivas instalaciones del hospital Juan F. Salaberry, creado a partir de la colecta pública organizada por los amigos del hombre de negocio de ese nombre, en homenaje a su memoria.

Según el diario «La Nación» fue inaugurado el 3 de setiembre de 1915. Y así fue creciendo este barrio, cuya denominación Mataderos, nacida y acuñada en forma tradicional se impondrá definitivamente en la nomenclatura porteña. Declárase a Mataderos «Barrio del Gaucho Argentino».

,