Sociedad

Más de 50 chicos discapacitados sin clases

Se trata de alumnos de la escuela 11 de Villa Urquiza, quienes no iniciaron el ciclo escolar porque el gobierno porteño cambió los transportes.

Alumnos discapacitados sin clases.
Alumnos discapacitados sin clases.

Los alumnos con diferentes grados de discapacidades, mucho de los cuales tiene parálisis cerebral, no pudieron comenzar las clases en la escuela 11 de Villa Urquiza porque el gobierno porteño cambió el transporte por uno inadecuado para sus necesidades.

El Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la legislatura aseguró que la situación fue denunciada por los padres de alrededor 55 estudiantes de la escuela de Educación Especial 11 “Dr. Aquiles Gareiso”, ubicada en Quesada 4357 del barrio de Villa Urquiza,.

Asimismo indicó que el gobierno de la ciudad “les cambió el servicio de transportes, actualmente inapropiado para estos chicos por lo que les es imposible viajar en medios públicos ya que la mayoría de estos no están aptos para el traslado en silla de ruedas”.

Hasta el año pasado las familias contaban con una partida de tres millones de pesos que a través de la Cooperadora podían contratar un servicio adecuado a las necesidades de su población.

Eran cuatro micros escolares y una combi, todos con rampas para sillas de ruedas y asientos acordes, que trasladaban a 46 chicos entre sus casas y la escuela, y además cubrían las tres o cuatro salidas didácticas semanales, y hasta la concurrencia semanal a natación en otro establecimiento.

Para este año el ministerio de Educación porteño “les impuso el cambio de modalidad de contratación, resultando que ahora la cartera educativa les brinda un servicio de transporte que para nada cubre las necesidades de ese alumnado”, detalló el Consejo.

El organismo detalló que ahora solo tienen tres vehículos, que pueden trasladar unos 30 chicos de los 46 que necesitan traslados.

Además sólo uno tiene rampa para sillas de ruedas y tampoco tienen espacios para la ubicación de las mismas, por lo que el personal debe ubicar a los chicos en asientos que además no son aptos.

Otras de las dificultades es que quienes utilizan sillas de ruedas no plegables no son trasladados por no poder montarlas en el vehículo.