Cultura

Manuel Iedvabni declarado Ciudadano Ilustre

El director de teatro recibió la máxima distinción de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires por iniciativa del diputado Aníbal Ibarra y Julio Raffo, diputado mandato cumplido.

Destacan el trabajo del director de teatro.

El diputado Aníbal Ibarra (FPP) y Julio Raffo (diputado MC) organizaron el homenaje a Manuel Jedwabny, conocido como Manolo Iedvabni, uno de los más destacados directores de teatro de nuestro país, quien fue destacado por la Legislatura porteña con la máxima distinción, Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.
El homenajeado fue acompañado en el panel del acto por las actrices Alejandra Darin e Ingrid Pelicori, el diputado Ibarra y Raffo que afirmó: “Felicito a la ciudad por tener una personalidad tan ilustre. Si la ciudad tiene la cultura que tiene es por personalidades como el”.

Mientras Alejandra Darin manifestó sentir “en representación de todos los actores, como ciudadana y actriz una profunda emoción por alguien que sabe mucho y aprende y empeñó toda su vida a su pasión”. Pelicori aseguró: “Manolo como director es muy auto crítico y honesto y es muy estimulante. Lo conocí cuando me propuso un monólogo hace 20 años, que nadie quería hacer. Lo hicimos por 20 años”.

En tanto, Ibarra destacó que Manolo es un hombre “comprometido con la cultura, teatro y política sin buscar rédito económico o mediático y este homenaje a un maestro del teatro nos reivindica con la política”.
El acto contó también con la participación de los músicos Federico Mizrahi y Luis Longhi, además de la proyección de un video de Miguel Rur.
Manuel Iedvabni, director y dramaturgo argentino con más de 60 años en la profesión, ingresó en 1950 a la escuela del teatro IFT y cuatro años después, debutó como director de la obra “Una gota para el mar” de Osvaldo Dragún. En su amplia trayectoria escenificó alrededor de noventa obras entre autores argentinos y universales donde se destacan obras como el El Avaro de Moliere, El Alcalde de Zalamea de Calderón, Tres Hermanas de Anton Chejov, entre otras.

Iedvabni, declara que el lugar en el mundo donde fue más feliz es su querida Buenos Aires, contribuyó como pocos a divulgar e instalar en Argentina textos de Bertolt Brecht, uno de sus autores predilectos. Manolo, como le dicen sus amigos, fue el primero en montar La resistible ascensión de Arturo Ui y llevó a escenario también El círculo de tiza caucasiano, La buena persona de Se-Chuan, ¿Cuánto cuesta el hierro? y Santa Juana de los Mataderos, solo por citar algunas obras.

Estrenó en el Teatro de la Comedia, la obra de Manuel Puig “Bajo un manto de estrellas” que fue muy elogiada por la crítica y público, por las actuaciones como el trabajo de su director. También acercó al público piezas como: Una relación tan delicada de Loleh Bellon, Conversación en la Casa Stein de Meter Hacks, Soledad para cuatro”de Ricardo Halac, Un mismo árbol verde de Claudia Piñeiro, Grande y Pequeño de BothoStauss, Un informe sobre la banalidad del amor de Mario Diament.

Durante 2011 dirigió Mirele Efros de J. Gordin (Auditorio Ben-Ami), El aire del río, de Carlos Gorostiza (Teatro San Martín) y Por amor a Lou de Mario Diament (Teatro Nacional Cervantes). Obtuvo numerosos premios: ACE, Florencio Sánchez, Trinidad Guevara, María Guerrero. Y Premio Trayectoria de la Asociación Argentina de Actores.