Género

Luz verde a la ILE

La Legislatura porteña aprobó esta tarde la adhesión de la Ciudad de Buenos Aires al protocolo nacional para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo. Este protocolo había sido derogado durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri.

La Legislatura porteña aprobó hoy, con 49 votos afirmativos, 7 negativos y 3 abstenciones, la adhesión de la Ciudad de Buenos Aires al protocolo nacional para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE).

Fue durante una sesión de hoy con modalidad mixta, dado que algunos diputados estuvieron presentes y otros participaron de manera remota debido a la cuarentena por Covit 19.

El proyecto de Ley para la adhesión al protocolo ILE había sido presentado en febrero último por la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y contó con el apoyo de más de 40 diputados, de un total de 60.

Del debate participó, la legisladora por el Frente de Todos, Ofelia Fernández, quien marcó: «La Campaña por el Aborto Legal nos enseñó, con más de una década peleando, que incluso siendo pocas no pudieron doblegarnos. Imagínense cuando nos multiplicamos».

En este sentido, el protocolo establece que el acceso a la ILE «implica necesariamente el consentimiento informado por parte de la persona titular del derecho», a quien «el equipo de salud debe brindarle la información necesaria, en lenguaje claro, no sesgada y accesible».

El resultado de ese «proceso de consentimiento informado -agrega- es el documento por el cual, luego de recibir la información pertinente, la persona manifiesta haber decidido en forma autónoma, libre de influencias y presiones de cualquier tipo y conociendo cabalmente posibilidades y riesgos».

Ofelia Fernández afirmó que «en Argentina cada tres horas una niña de entre 10 y 14 años es obligada a gestar y parir», y agregó que «la ILE ya es un derecho y este protocolo viene a terminar con las restricciones, le da elementos a los trabajadores y trabajadoras de salud, y reconoce a la personas gestantes. Es lo que nos merecemos», añadió.

A su vez, la lesgisladora por el Frente de Izquierda, Alejandrina Barry, expresó: «La pandemia vino a recrudecer la situación de violencia hacia las mujeres: tanto en relación a los femicidios como en cuanto a la clandestinidad en relación al derecho al aborto».

En este sentido, Laura Velasco (FdT) afirmó durante el debate que en Argentina «cada tres horas una menor es madre» y que en la mayoría de los casos, son niñas y adolescentes que sufren situaciones de «violencia intrafamiliar».

Y luego agregó: «Vamos por la soberanía sobre nuestros cuerpos, sabiendo que son las más pobres y las más jóvenes quienes mueren por aborto clandestino».

Lucía Romano (VJ), por su parte, mencionó que en el caso de los embarazos que son resultado de una violación, para acceder a la ILE «no hace falta hacer denuncia penal, alcanza con una declaración jurada».

Ana María Bou Pérez (VJ) fue una de las últimas oradoras, y afirmó que «mas allá de las diferencia, el Estado tiene que estar siempre presente en cuestiones de salud».

Mientras tanto, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a un ‘twittazo’ de la consigna #ProtocoloILEenCABA para exigir su aprobación «sin modificaciones ni restrictivas».

Entre los legisladores que acompañaron la iniciativa había representantes de casi todos los bloques políticos presentes en la Legislatura porteña: Vamos Juntos (VJ), Frente de todos (FdT), UCR-Evolución, Frente de Izquierda, Autodeterminación y Libertad, GEN y el Partido Socialista.

Sin embargo, la postura de cada bloque no fue unánime y, entre los diputados que no apoyaron la adhesión, se encuentra Guillermo González Heredia (VJ), quien hoy se definió como «el primer orador (de la sesión) del grupo llamado celeste».

De acuerdo al protocolo, a partir de los 13 años, «se debe considerar la voluntad (de la adolescente) al momento de dar intervención a los organismos de protección».

En cambio, las niñas menores de 13 años «podrán brindar su consentimiento con el acompañamiento de sus progenitores, representantes legales, personas que ejerzan formal o informalmente roles de cuidado».

Al respecto, Manuela Thourte (UCR-Evolución), apuntó que «el 90% de los casos de abuso sexual contra niñas son por parte de alguien del entorno familiar, por lo que mal podrían ir a acceder a una ILE con sus padres».

El protocolo ILE establecido por el ministro de Salud, Ginés González García, en diciembre de 2019, se basa en las causales previstas por el Código Penal argentino desde 1921 -y confirmadas por la Corte Suprema de Justicia en 2012-, según las cuales la interrupción del embarazo es legal si el mismo es fruto de una violación o implica riesgos para la vida o la salud de la mujer gestante. Este protocolo había sido derogado durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri.

Antes de la adhesión, la Ciudad contaba con un protocolo de aborto no punible, pero no estaba vigente porque diversas organizaciones habían presentado un amparo ante la justicia por considerarlo restrictivo.
Como consecuencia, regía en la Ciudad un protocolo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).