Política

Los porteños pagarán un 3 por ciento por ver películas online

Se trata de una norma publicada en el Boletín Oficial, que a partir del 1 noviembre, y afectará a quienes quieran acceder a Netflix, Spotify y otros sitios de contenidos online. PlayStation y similares también están alcanzados.

Nuevo impuesto para los porteños.

Los porteños deberán pagar desde el 1 noviembre para acceder a Netflix, Spotify y otros sitios de contenidos online.
De acuerdo a la resolución Nº 593, publicada en el Boletín Oficial porteño, el ente Administrador Gubernamental De Ingresos Públicos de la Ciudad (AGIP) aplicará desde noviembre una retención del 3% de impuesto sobre los Ingresos Brutos a servicios de suscripción online.

«Corresponde establecer un Régimen de Retención a través de las Entidades Emisoras de Tarjetas de Crédito, Débito y Compra para que actúen como Agentes de Retención del Impuesto sobre los Ingresos Brutos cuando intervienen en la contratación de servicios de suscripción online con acceso a películas, TV y otros tipos de entretenimiento audiovisual («películas y series») que se transmiten por Internet a televisores, computadoras y otros dispositivos conectados a Internet”, explica la AGIP en el texto de la normativa.

«La alícuota aplicable para la liquidación de la retención será del 3%, sobre el precio neto de la operación y se practicará en el momento de la rendición de los fondos para su transferencia al exterior», precisa.

En sus considerandos, la resolución señala que «lo que llaman revolución virtual implica redefinir en el ámbito del derecho las nociones tradicionales de jurisdicción, competencia, validez espacial y temporal, llevando a redefinir el rol del Estado»; y añade que corresponde prever que las transacciones que se realizan a través del comercio electrónico «no socaven la capacidad del Estado para recaudar los ingresos públicos vía tributación».

De esta manera, se le incrementará a los usuarios el 3 por ciento del valor al precio de suscripción cuando el servicio sea adquirido a través de una tarjeta de crédito o débito, o pago online.