Política

Ley contra el maltrato de adultos mayores

Se trata de una propuesta que hace hincapié en la prevención, concientización y remoción de estereotipos creados sobre personas de tercera edad.

12247003_994509850609105_3402360570535176589_n

La Legislatura porteña aprobó por unanimidad (57 votos positivos) un proyecto de ley, de diputados porteños por el Pro María Raquel Herrero y Juan Pablo Arenaza, para la protección contra el abuso y maltrato hacia adultos mayores.

En el recinto, Herrero señaló que la ley “fue trabajada con todos los bloques y adultos mayores” y “pretende cualquiera sea el Gobierno de turno, tengan esta herramienta para denunciar casos de violencia”.

La legisladora expresó, en fundamentos del proyecto: “Es muy importante tratar y aprobar esta ley acompañada en sus comienzos por representantes de diferentes bloques.”

“Trabajamos día a día para recuperar valores perdidos. Aquellos que nuestros adultos nos enseñaron. Ellos transmiten esperanza y vida para quienes estamos cerca de ser de tercera edad y jóvenes”, añadió.

La iniciativa fue acompañada por diputados Paula Oliveto Lago (CC-ARI), Graciela Ocaña (Confianza Pública), Edgardo Form (Partido Solidario), Hernán Rossi (SUMA+) y Cristina García (Confianza Pública Democrática).

“Hoy asistimos a un sinfín de maltratos ya sea con nuestros niños o mujeres, pero hasta hoy no estaban contemplados en la normativa los adultos mayores que también padecen este flagelo por ser más vulnerables”, señaló Arenaza, y agregó: “pocos países tienen una legislación específica”.

Además, el diputado manifestó que cada vez más se “reciben denuncias de maltrato hacia la vejez, ya sea claramente intencional o consecuencia de un obrar negligente que atenta contra el bienestar general de nuestros mayores vulnerando derechos”.

La ley busca prevenir conductas de maltrato mediante concientización; empoderamiento de adultos mayores; remoción de prejuicios y estereotipos negativos sobre Tercera Edad; actividades intergeneracionales; entre otros.

Además, se atenderá la reparación –y posible sanción- de conductas abusivas o maltrato físico, psicológico, económico, o cualquier otro tipo que atente contra personas.