Política

“Lástima a nadie, maestro”

Se trata del nombre que el Movimiento Evita le dio a la campaña en la que acusa al Gobierno porteño de utilizar la reducción de la coparticipación como excusa para desfinanciar el presupuesto.

El Movimiento Evita Capital acusa al jefe de Gobierno porteño, Horacio que Rodríguez Larreta de intentar judicializar la reorganización de los fondos coparticipables para tapar su inacción ante la pandemia.

Para ello lanzó la campaña “Lástima a nadie, maestro”, en alusión a la conocida frase de Diego Maradona, para remarcar cómo el Gobierno porteño utiliza la reducción de la coparticipación como excusa para desfinanciar el presupuesto para paliar la crisis que provocó el coronavirus.

Así el Movimiento Evita Capital denuncia el intento de judicializar el proyecto de reorganización de los fondos coparticipables sancionado la Cámara de Diputados, que corrige los recursos que le corresponde por el traspaso de la Policía Federal al ámbito porteño.

Además, desde el Evita destacaron que durante la crisis económica que provocó la pandemia de coronavirus el Gobierno de la Ciudad, el distrito más rico por amplio margen que tiene la Argentina, recibió de la Nación 70 mil millones de pesos, en concepto de créditos por los programas IFE y ATP, para paliar los agujeros de la caja porteña.

Cabe recordar que, la Ciudad recibía hasta 2015 el 1,4% del total de la coparticipación, hasta que el ex presidente Mauricio Macri lo incrementó, por decreto, al 3,75% en 2016 (luego lo redujo al 3,5% en 2019), por el traspaso de la Policía Federal al ámbito de la Ciudad. Esos fondos que le proporcionó el ex presidente fueron recortados de lo que le correspondía a la Nación.

A través de un decreto, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, le redujo en más de un punto la coparticipación en septiembre pasado, que pasó del 3,5 al 2,3%, al considerar excesivo los recursos que por esta vía le transfirió Macri por la transferencia de los efectivos de la fuerza policial a la Ciudad.

Ese traspaso de recursos estuvo muy por encima del gasto que supone para la Ciudad esa fuerza policial, por lo que definió en 2,3% el número final por decreto en septiembre pasado.

Con el proyecto aprobado, el gobierno de Rodríguez Larreta volverá a recibir el original 1,4% de coparticipación, mientras que la Nación deberá transferirle anualmente un monto en concepto de seguridad de alrededor de $24.500 millones, que se actualizará trimestralmente.