Política

Las Pymes contra el nuevo aumento en las comisiones bancarias

En este sentido evalúan presentar un amparo judicial en las próximas horas para frenar los incrementos.

Raúl Zylberzstein, Presidente de la Federación Económica de la Ciudad de Buenos Aires (FECIBA) manifestó su rechazo a la nueva suba aprobada por el Banco Central por considerarla una medida “usurera y fuera de lugar en el momento de crisis que atraviesa el país”.

Según comenzaron a comunicar los bancos por carta o email a sus clientes, las comisiones que cobran por sus productos y servicios volverán a subir, en promedio, un 20% en septiembre. Se trata del segundo ajuste de precios que realizan las entidades financieras en lo que va del año, dado que en junio pasado ya habían aumentado otro 20 por ciento. Entre ambos ajustes, los bancos estarían prácticamente superando la inflación prevista para el año, dado que los aumentos suman alrededor de un 44 %.

Al respecto, el representante de las pequeñas y medianas empresas de la Capital Federal consideró que “hoy los costos ya son altísimos para un rubro que está cautivo por los bancos para realizar todas sus operaciones” y agregó que “con la nueva suba, la perdida de rentabilidad será muy acentuada y se profundizará cada vez más la crítica situación que vive el sector pyme”.

Entre entidades públicas y privadas, los aumentos que empezaran a regir en menos de dos meses irán del 15 hasta el 40%, según el producto o servicio. De ese modo, aumentaran los precios de las comisiones por la renovación de una tarjeta de crédito y por su mantenimiento, por extracciones de cajeros automáticos, por mantenimiento de cuentas, por gestión de cheques o impresión de chequeras, entre muchas otras.

De acuerdo con el Informe de Bancos del BCRA a abril pasado, el sistema financiero sumaba ingresos de comisiones por $ 23.013 millones en el primer cuatrimestre, lo que implica un 26,3% más que en igual periodo del año anterior.

En ese sentido, Zylberzstein reclamó que “es inentendible que, por un lado, el Gobierno Nacional exija esfuerzos a los ciudadanos con el sinceramiento de las tarifas o demande apoyo de toda la cadena productiva y de comercialización por la situación que atraviesa el país, pero, por el otro, siga aprobando aumentos desmedidos a los bancos que son siempre los grandes ganadores, sea en épocas de prosperidad o crisis”.

Además, el titular de FECIBA señaló que “se le permite a los bancos que aumenten los costos por servicios que son cada vez peores y por los que no se les exigen mayores inversiones”. En ese sentido, consideró que las entidades “tienen muy pocos empleados y solo 5 horas de atención al público, ponen a disposición de los clientes mínimos y deficientes cajeros automáticos y terminales de autoservicios, y ganan cifras exorbitantes de intereses, incluso en feriados o cuando cierran por medidas de fuerza, ganando aun más dinero, mientras que, en casos similares, las industrias deben hacerse cargo de los trabajadores sin contraprestación”.

También agregó que todo eso ocurre “sin contar el robo que representan las comisiones para el comercio del Posnet, las tarjetas de crédito, y las falsas promociones que incrementan artificialmente los precios en vidriera”, por lo que consideró que “son entidades financieras que ganan sin financiar a nadie, ya que los créditos que otorgan no llegan ni al 17 % del PBI, y la mayoría son al consumo”.

El dirigente recordó que “en lo que va del año ya se fundieron más de 10 % de las pymes y que el setenta porciento de las que aún están en pie aún no pudieron siquiera cumplir con el pago del medio aguinaldo que venció el pasado 30 de junio, o lo están haciendo en cuotas”. Además, añadió que las presión tributaria e impositiva que les exige el Estado es muy elevada y que a eso se le suman las descomunales subas de tarifas que son prácticamente impagables”, por lo cual consideró que “es una locura permitir que vuelvan a aumentar las comisiones bancarias”.

Por todo esto, Zylberzstein anticipó que junto al resto de los dirigentes que conforman la comisión de la entidad que preside evalúan “presentar en las próximas horas un amparo judicial en tribunales para exigir la suspensión de la medida por tiempo indeterminado”.

Finalmente, el referente del sector reiteró que “es hora de que el Gobierno Nacional le exija al sector financiero que comience a realizar algún esfuerzo en pos de contribuir con las economías de las que se vale para obtener sus descomunales ganancias” porque expresó que “el gobierno no debe ser cómplice de la usura que se apropia de lo que generan los trabajadores y las pymes, sino combatirla”.