Política

Larreta abrió sesiones destacando la participación ciudadana

“Hoy los vecinos proponemos, elegimos y decidimos un montón de proyectos para la Ciudad”, destacó Larreta y marcó la importancia de trabajar en el marco de un diálogo conjunto entre los tres poderes.

horacio_r__larreta-inicio_sesiones_legislatura_1

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró el 1° de marzo un nuevo período de sesiones ordinarias de la Legislatura, donde dio a conocer los próximos objetivos para desarrollar en territorio porteño.

El Jefe de Gobierno expresó que “hoy los vecinos proponemos, elegimos y decidimos un montón de proyectos para la Ciudad”.

Acompañado por el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y el vicepresidente primero de la Legislatura, Francisco Quintana, destacó fue el de la Educación, en el que festejó que “hoy, jueves, empezaron las clases en la Ciudad porque tenemos el compromiso de cumplir los 190 días de clase”. A su vez, más de 23 mil alumnos comenzaron el primer año de la escuela secundaria hace dos semanas para prepararse mejor en ese paso tan importante en su formación.

“Con mucho orgullo puedo decir que en la Ciudad estamos haciendo la mayor transformación educativa de los últimos 50 años”, afirmó Rodríguez Larreta, y detalló: “Ya tenemos casi 100 escuelas de la Ciudad con jornada extendida para 6º, 7º y segundo año, donde los chicos aprenden materias como Ciencias, Programación o Arte y que equivalen a 90 días más de clases por año”.

Para cerrar con la temática de Educación, Rodríguez Larreta destacó el envío a la Legislatura del proyecto de creación de la primera Universidad Pública de Formación Docente de la Ciudad.

“Con mucho orgullo puedo decir que en la Ciudad estamos haciendo la mayor transformación educativa de los últimos 50 años”, afirmó.

Por otra parte, Rodríguez Larreta enfatizó en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, a disputarse en octubre, y en particular en el Barrio Olímpico, que una vez terminada la competencia dejará “1.050 departamentos de hasta tres ambientes” que serán destinados a los vecinos “que van a ser propietarios gracias a créditos muy beneficiosos del Banco Ciudad”, porque “ése es el verdadero legado de estos Juegos: vivir mejor”.

Además mencionó el desafío de que “todos los porteños podamos cumplir el sueño de la casa propia”, y destacó en ese sentido los logros en 2017 de los créditos PROCREAR, que tienen la cuota más baja del mercado, el Primera Casa BA y el Programa de Asociaciones Intermedias. “Hubo más créditos hipotecarios para la clase media que en el total de los últimos 15 años, y eso fue gracias a que el Gobierno Nacional cambió la situación y logró, después de más de dos décadas, que haya crédito hipotecario en Argentina”, señaló. En esa línea reconoció que para el 2019 el objetivo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es “llegar a los 20 mil créditos hipotecarios totales”.

Con respecto a la Seguridad, Rodríguez Larreta remarcó el lanzamiento del Sistema Integral de Seguridad Pública el año pasado, y afirmó que “gracias a él, todos los días damos pasos para sentirnos más seguros”.

En relación a dicho sistema resaltó el hecho de “sumar más policías a las calles, bien entrenados y equipados con la mejor tecnología para cuidarnos”.

“Desde la creación de la Policía de la Ciudad ya sacamos casi 4.000 policías a la calle, entre los que hacían tareas administrativas en las comisarías y los que egresaron del Instituto Superior de Seguridad”, afirmó Rodríguez Larreta, y subrayó que “los policías de la Ciudad cuentan con celulares con geolocalización, con patrulleros de última generación, con mochilas con tecnología 4G y con uniformes con cámaras para registrar todo lo que pasa en un operativo”.

“Desde la creación de la Policía de la Ciudad ya sacamos casi 4.000 policías a la calle”, puntualizó.

Asimismo agregó que “es un pilar fundamental sumar más policías a las calles, bien entrenados y equipados con la mejor tecnología para cuidarnos”.

En este punto, el Jefe de Gobierno porteño volvió a insistir en la participación activa de los vecinos en relación a la importancia de realizar las denuncias, “ya que eso nos permite contar con más información para el Mapa del Delito que lanzamos hace unos meses, y que juega un rol fundamental en la distribución de los policías en la Ciudad”.

Además, a una semana del Día Internacional de la Mujer, Rodríguez Larreta explicó que “hoy y todos los días, hombres y mujeres tenemos la gran responsabilidad de trabajar por la igualdad”, y resaltó en relación a ese punto “la Línea 144, que funciona las 24 horas, los 365 días del año y brinda contención y asesoramiento”.

Del mismo modo valoró los 11 Centros Integrales de la Mujer que brindan asistencia psicológica y asesoramiento legal, así como también los distintos programas de fortalecimiento para la igualdad de oportunidades. “Todavía nos falta un largo camino para alcanzar la igualdad, pero también es claro que la incorporación de las mujeres a todos los ámbitos de la sociedad es una fuerza imparable y necesaria”, sostuvo.

A continuación el discurso completo:
“Hoy es un día muy importante por dos cosas: porque iniciamos las sesiones en esta casa, y también porque empezaron las clases en la Ciudad.

Esto quiero destacarlo especialmente porque en medio del diálogo salarial con sus representantes sindicales, los docentes ya están en las aulas dando clases, demostrando la responsabilidad y el compromiso de toda la comunidad educativa por cumplir los 190 días de clase.

En realidad, me tengo que corregir: las clases en la Ciudad ya habían empezado hace dos semanas, porque los casi 23 mil alumnos que este año empiezan primer año de la secundaria están en las aulas desde hace dos semanas preparándose mejor para este paso tan importante en su formación.

Ahora sí. Es un honor estar en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para abrir las sesiones de este nuevo año, el tercero desde que los vecinos nos dieron la responsabilidad de trabajar juntos para hacer de la Ciudad un mejor lugar para vivir.

Esta responsabilidad nos acompaña en todo momento. Está presente en cada idea que pensamos, en cada proyecto que impulsamos y en cada acción que llevamos adelante junto a los vecinos.

Y digo “junto a los vecinos” porque trabajamos juntos, en equipo. Somos los vecinos quienes conocemos mejor que nadie qué necesitamos transformar.

Una vez más quiero agradecerles especialmente a todos ustedes, legisladores, por trabajar juntos, más allá de las coincidencias o diferencias que podamos tener, con el foco siempre puesto en que los porteños vivamos mejor.

Las grandes transformaciones que estamos encarando en la Ciudad nos presentan muchos desafíos para este año en esta Legislatura: por ejemplo la transformación educativa que está en marcha, la creación de la primera universidad docente, los nuevos códigos de planeamiento urbano, de edificación, de habilitaciones y muchos otros proyectos importantes.

Como siempre, cada uno de ellos los vamos a tratar con los valores que nos identifican: con diálogo, con respeto y con el espíritu constructivo que caracteriza a esta casa de todos los porteños.

El poder es de los vecinos. Hoy nos toca, como gobierno, llevar adelante las transformaciones en la Ciudad. Estando ahí, bien cerca, escuchando, atendiendo, conociendo de primera mano qué necesidades tenemos, qué nos quita el sueño, qué soñamos y qué nuevos desafíos tenemos por delante.

Creemos que lo mejor que puede pasarle a toda gran Ciudad es que, más allá de quien circunstancialmente gobierne, los vecinos seamos los protagonistas de cada una de sus transformaciones.

Los gobiernos pasan; las transformaciones que logremos quedan para siempre.

Transformar es un cambio de paradigma: es más que solucionar los problemas o arreglar lo que está dañado; es modernizar, desarrollar, enriquecer lo que ya existe y crear lo que todavía no existe.

Y además es hacerlo en cada barrio, en cada plaza y en cada esquina de la Ciudad por igual, porque una Ciudad se desarrolla realmente cuando crece equilibrada, cuando en todos los barrios tenemos las mismas oportunidades, cuando con libertad podemos elegir qué caminos seguir en la vida, cuando el norte, el centro y el sur no son más que una ubicación en el mapa.

La transformación está presente en la vida de cada vecino. La transformación es el corazón de nuestra gestión y la esencia de Buenos Aires.

Hoy tenemos una compañía muy especial, la de los grandes protagonistas de la Ciudad: un grupo de vecinos que simboliza a todos los porteños.

Hace unos días los invitamos a esta Legislatura a participar de este día. Es un gran honor para mí dar este discurso hoy ante todos ustedes.

Así que muchas gracias Blanca, Rocío, Micaela, Zulema, Elena, Melanie, Carlos y Gastón por su tiempo, por dejar lo que estaban haciendo para estar acá representando a los 3 millones de vecinos de la Ciudad, que con nuestras coincidencias, diferencias, pasiones, esfuerzos y sueños, hacemos juntos la Ciudad de todos los argentinos. ¡De corazón muchas gracias!

Quiero empezar destacando que estamos a una semana del día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo.

Hoy y todos los días, hombres y mujeres tenemos la gran responsabilidad de trabajar por la igualdad.

Para que las diferencias de género no signifiquen desigualdades en los derechos.

Para combatir la violencia de género que afecta la vida, la libertad, la integridad física, psicológica y económica de las mujeres por el hecho de ser mujeres.

Y para educarnos en el respeto a la diferencia.

Todavía nos falta recorrer un largo camino para alcanzar la igualdad. Pero también es claro que la incorporación de las mujeres a todos los ámbitos de la sociedad es una fuerza imparable y necesaria.

En la Ciudad estamos llevando adelante una agenda de género que queremos que sea cada vez más importante: tenemos la Línea 144, que funciona las 24 horas, los 365 días del año y brinda contención y asesoramiento; los 11 Centros Integrales de la Mujer que brindan asistencia psicológica y asesoramiento legal; y distintos programas de fortalecimiento para la igualdad de oportunidades, como “Todas Mujeres Migrantes”, y el Observatorio de Equidad de Género.

Ahora voy a hablarles de lo más importante que tenemos, que es el futuro de los chicos. Y en ese futuro, la educación juega un papel fundamental porque les da la posibilidad de descubrir sus talentos, sus gustos, de desarrollar su potencial, de elegir qué camino quieren seguir y de cumplir sus sueños.

Con mucho orgullo puedo decir que en la Ciudad estamos haciendo la mayor transformación educativa de los últimos 50 años. Y esto es posible gracias a los cimientos que sentó Mauricio.

Desde 2007, la inversión en educación creció un 16% y el salario docente creció un 25%, ambos en términos reales. Hoy, todos los alumnos de escuelas públicas aprenden inglés desde primer grado y ya tenemos casi 100 escuelas de la Ciudad con jornada extendida para 6to, 7mo primero y segundo año, donde los chicos aprenden materias como ciencias, programación o arte y que equivalen a 90 días más de clases por año.

Todos pasos adelante que hoy nos permiten encarar una de las transformaciones más ambiciosas que tenemos en la Ciudad, y que estamos haciendo de manera integral, trabajando sobre 4 ejes clave para la educación de los chicos.

Primero, sumando más y mejor infraestructura, construyendo 52 nuevas escuelas, de las cuales 30 incluyen nivel inicial desde la sala de 3 años, y mejorando las que ya tenemos.

Por ejemplo hace unos días estuve recorriendo las obras del Polo Educativo Mataderos, uno de los 8 que tenemos en construcción, y que integran en un mismo lugar a las escuelas iniciales, primarias, secundarias y a los polideportivos.

Segundo, apostando por la educación digital, para que los chicos tengan más conocimientos de tecnología empezando por los más chiquitos, que ya desde las salas de 5 tienen a disposición tablets, cámaras digítales, proyectores y kits de programación.

Tercero, incorporando la Secundaria del Futuro, para que los chicos salgan del colegio mejor preparados para desarrollarse en el mundo profesional.

Y cuarto, jerarquizando la formación docente para que los maestros cuenten con más y mejores herramientas para enfrentar los desafíos del aula.

Para ello enviamos a esta Legislatura el proyecto de creación de la primera Universidad Pública de Formación Docente de la Ciudad.

Si queremos una educación más personalizada, que apunte a desarrollar el potencial de cada chico, necesitamos más docentes, más maestros de primaria, más profesores de inglés, de ciencias…

Y para eso, necesitamos que cada vez más jóvenes elijan enseñar.

Queremos enriquecer estos proyectos a través del diálogo con todos los sectores, y esta Legislatura es el ámbito de diálogo por excelencia.

Otro gran desafío que estamos llevando adelante juntos es hacer que cada vez más porteños puedan cumplir el sueño de la casa propia.

El desafío de tener tu lugar significa la oportunidad de que, con el fruto de tu esfuerzo, puedas irte de la casa de tus viejos a vivir sola.

Significa que cuando formes tu familia, tengas un lugar donde criar a tus hijos, educarlos e inculcarles tus valores. La casa propia está en la esencia del progreso de los porteños.

El año pasado en la Ciudad, sumando los créditos PROCREAR, que tienen la cuota más baja del país, el Primera Casa BA, y el Programa de Asociaciones Intermedias, hubo más créditos hipotecarios para la clase media que en el total de los últimos 15 años.

Y eso fue gracias a que el Gobierno Nacional logró, después de más de 20 años, que haya crédito hipotecario en Argentina.

Nuestro compromiso es llegar el año que viene a los 20 mil créditos hipotecarios.

Además, gracias al trabajo en equipo junto a todos ustedes, legisladores, el año pasado dimos pasos muy importantes para que alquilar sea más fácil en la Ciudad y esté al alcance de todos.

Hoy, en la Ciudad, 400.000 familias alquilan la casa en la que viven. Juntos bajamos los costos para alquilar una vivienda, reduciendo comisiones ridículas y requisitos absurdos que planteaban algunas inmobiliarias.

Tenemos que ir por más y trabajar juntos para lograr que la garantía para un alquiler deje de ser necesariamente una propiedad en la Capital.

También avanza nuestro gran sueño: el de la integración de las villas a la Ciudad para que sean un barrio más, en el que cada vecino tenga las oportunidades que necesita para progresar, desarrollarse y vivir mejor, con los mismos derechos y responsabilidades.

Por primera vez nos estamos ocupando de un tema que nos tenía paralizados en el debate.

Este sueño es hoy posible gracias al Gobierno Nacional que nos transfirió los terrenos donde se asientan muchas de las villas para que las integremos a la Ciudad, y nos da acceso a los programas de vivienda nacionales.

Y también es posible porque lo hacemos en equipo con los vecinos, consensuando cada paso que vamos dando en el camino de la integración.

Justamente hoy nos acompaña Blanca, una vecina del Barrio Rodrigo Bueno, que hace tiempo trabaja y participa muy comprometida junto a los equipos del Instituto de la Vivienda de la Ciudad para integrar el Barrio. Gracias Blanca por acompañarnos hoy.

En el camino de la integración es muy importante que todos tengamos acceso a salud y a educación pública de calidad cerca de nuestras casas.

Desde el año pasado los vecinos del Barrio 31 pueden atenderse cada vez que lo necesitan en el Nuevo Centro de Salud, el 47. Y para que los chicos puedan preparase para el futuro y educarse más cerca de sus casas, seguimos avanzando con las obras del Polo Educativo María Elena Walsh y con la mudanza del edificio del Ministerio de Educación al Barrio, que van a estar listos para 2019.

Este año, además, vamos a terminar la nueva Illia, que es clave para la integración, porque no hay integración posible si dejamos una autopista que pase por encima de las cabezas de los vecinos del barrio.

Además esto nos va a permitir hacer un parque en altura de 45.000 metros cuadrados.

En el Barrio 20 de Lugano, donde viven 27.000 vecinos, avanza la construcción de las primeras 796 viviendas en el predio Papa Francisco, que van a estar listas para diciembre de este año.

En el Barrio 21-24 estamos relocalizando a las 1.000 familias que viven sobre el Riachuelo.

Ya relocalizamos 684 familias que vivían a orillas del Riachuelo en los barrios y complejos Mujica, Lacarra, San Antonio, Luzuriaga, San Francisco y Cruz.

También seguimos adelante con la demolición del Elefante Blanco donde, para mazo de 2019, vamos a mudar el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat.

En Rodrigo Bueno ya empezamos con las obras de agua potable, nivelación y mejoras del espacio público para las 1.200 familias que viven ahí.

Y avanza la integración de las 1.042 familias que viven en el Barrio Fraga, en Chacarita, donde hace unos pocos días abrimos la calle Triunvirato.

Cada familia va a tener que hacer un esfuerzo y pagar para tener su hogar. Por supuesto que con créditos acordes a sus posibilidades, pero esto es escencial: creemos en la cultura del trabajo, creemos en el esfuerzo como condición fundamental del progreso.

Cuidar a los vecinos en cada una de las etapas de su vida es otra de nuestras grandes prioridades. Como siempre decimos: el Estado es estar. Y el Estado está.

Ya son más de 10.500 chicos de entre 45 días y tres años que asisten a alguno de los 77 Centros de Primera Infancia que tenemos en la Ciudad. Son centros donde los chicos reciben todo el amor, el estímulo y la nutrición que necesitan en sus primeros años de vida, y son también un apoyo para muchos papás y mamás que pueden ir a trabajar tranquilos sabiendo que dejaron a sus hijos en las mejores manos.

Y en los próximos días vamos a estar cumpliendo el compromiso de que 100 mil adultos mayores se integren al mundo digital: naveguen en internet, estén en contacto con sus familiares y amigos a través de las redes sociales, se informen y miren películas, como hacemos todos.

Además, seguimos cerca de los que más lo necesitan a través del Buenos Aires Presente, por el que más de 700 asistentes sociales recorren las calles y acompañan a quienes, por distintos motivos están en situación de calle, apoyándolos para darles una solución a lo que es urgente, que es un lugar donde pasar las noches, pero también motivándolos y apoyándolos para que empiecen el camino de la reinserción social.

Trabajamos para que cada vez que lo necesitemos, contemos con un sistema de salud pública gratuito, de calidad y cerca de nuestra casa. Un único sistema de salud, integrado, mejor conectado, que brinde la misma calidad de servicios a los vecinos en toda la Ciudad.

Este año cumplimos el compromiso de que todos los vecinos de la zona Sur cuenten con un Centro de Salud a no más de 15 minutos de su casa en transporte público. Y estamos cada vez más cerca de hacerlo realidad en toda la Ciudad.

En 2017 sumamos tres nuevos Centros de Salud; el 43, en el Barrio 20; el Centro de Salud 22, en el edificio de la ex Liga Israelita y el Centro de Salud 47, en el Barrio 31.

Y este año vamos a inaugurar dos más: uno en Ciudad Oculta y otro en el Barrio 1-11-14.

Todos los Centros de Salud están equipados con lo necesario para cuidarnos y con un equipo médico de excelencia.

El año pasado cumplimos con el objetivo de implementar la Historia Clínica Electrónica en cada uno de ellos, un gran paso que cambia para siempre la forma en que accedemos a la información sobre nuestra salud.

Hoy ya 450.000 vecinos están empadronados e hicieron más de 1 millón de consultas de nivel primario registradas en la Historia Clínica Electrónica.

También cumplimos con el compromiso de contar con 100 médicos de cabecera asignados a todas las familias de la Zona Sur de la Ciudad y sumamos nuevas especialidades, como trabajadoras sociales, odontólogos, obstetras y psicólogos.

Seguimos adelante con las obras de los dos primeros Centros de Atención Ambulatoria, que van a estar equipados para atender casos más complejos que los que podemos ver en un Centro de Salud y que van a ser una gran ayuda para seguir descomprimiendo la atención en los hospitales.

Y mejoramos las guardias y el acceso a los consultorios en 15 hospitales de la Ciudad, sumando más personal administrativo y un nuevo sistema de turnos para reducir el tiempo de espera y mejorar la atención.

Terminamos las obras en los hospitales Grierson, que ahora tiene un nuevo servicio de internación para los chicos que llegan con casos graves; el Penna, donde hicimos una nueva Neonatología; en el Pirovano, donde sumamos una nueva unidad de terapia intensiva; y en el Fernández.

Este año seguimos con las obras en los hospitales Ramos Mejía, Rivadavia, Ferrer, Moyano, Grierson, Elizalde, Durand, Alvear y Álvarez, en los que estamos mejorando la infraestructura y sumando más tecnología y servicios.

En cuanto a las emergencias, el año pasado integramos el SAME al 911, para que sea más fácil y más rápido para todos pedir ayuda cuando tenemos una emergencia y sumamos 162 nuevos médicos y enfermeros al servicio.

Este año vamos a incorporar otros 153 hasta llegar a la meta de 315 nuevos profesionales propios del servicio de emergencias.

Todos los porteños queremos progresar. Nuestra Ciudad es un fiel retrato de lo que somos y de lo que queremos ser cuando decidimos avanzar.

Y porque nos motiva ir para adelante y progresar, todas las transformaciones las estamos haciendo con los vecinos, juntos.

Cuando un gobierno escucha, presta atención, reconoce los problemas y toma nota para solucionarlos, los vecinos participamos.

Cuando un gobierno se abre y pone a disposición de todos toda la información de lo que está pasando, los vecinos nos enteramos y nos involucramos.

Cuando un gobierno asume una cantidad de compromisos medibles y comprobables, los vecinos confiamos más.

Cuando un gobierno genera canales de diálogo en todas sus áreas con cada vecino, aparecen propuestas fabulosas. Hoy los vecinos proponemos, elegimos y decidimos un montón de proyectos para la Ciudad.

El primer año del Programa Buenos Aires Elige fue un éxito: los vecinos presentamos 26.000 proyectos y votamos 239 que se van a hacer realidad.

Hoy, acá con nosotros están Elena y Zulema, dos vecinas que hicieron dos propuestas súper interesantes para la Ciudad.

Elena propuso un circuito cultural en Balvanera, por lugares históricos como la casa de Gardel en la calle Rincón, el Café de los Angelitos, la calesita de plaza, entre otros atractivos.

Y Zulema propuso instalar bibliotecas ambulantes en las plazas y paseos públicos, para que todos los vecinos podamos leer sin cargo en las diferentes plazas de la Ciudad.

El potencial cultural de Buenos Aires es de un nivel superlativo: en artes visuales, en literatura, en teatro, cine, fotografía… en cada una de las disciplinas artísticas.

Buenos Aires es una ciudad única en el mundo por la variedad y calidad de su oferta cultural independiente, visible en teatros, salas de música, centros culturales y otros espacios que día a día abren sus puertas para estimular a los vecinos de toda la ciudad.

Los porteños producimos y consumimos cultura: vamos a festivales, a museos, aprendemos a pintar, sacamos fotos, recorremos librerías, vamos al teatro, a recitales al aire libre, escribimos.

Nos pone muy contentos aportar a todo este talento promoviendo y mejorando los diferentes espacios culturales. Y también generando festivales y eventos culturales en todos los barrios de la ciudad.

Este año estamos dando una paso más para promover la cultura para todos: sumamos como uno de nuestros compromisos de gobierno el lanzamiento de una tarjeta cultural para jóvenes de 16 a 18 años de la escuela pública y sus docentes que les permitirá ir al cine, al teatro, comprarse libros o cualquier otra salida cultural que elijan.

Reabrimos el San Martín, gran emblema cultural de nuestra ciudad, llevamos el Teatro Colón a todo el país y decidimos hacer una gran transformación en la Avenida Corrientes, que avanza para ser peatonal y uno de los mejores corredores teatrales del mundo.

Como todos pueden verlo, la Ciudad está en pleno proceso de transformación. Tenemos muchas obras en marcha en todos los barrios.

Para cada vecino hay una obra en marcha en la Ciudad, para cada necesidad hay una obra en marcha en la Ciudad, para cada etapa de la vida hay una obra en marcha en la Ciudad.

Como siempre, les pedimos disculpas porque sabemos que durante las obras se generan inconvenientes. Es como arreglar tu casa viviendo adentro, durante la obra cuesta, pero después mejora mucho la calidad de vida.

Además, en algo que hace a la transparencia, subimos todas las obras de la Ciudad a internet. Entre la Apertura del Plan de Gobierno y el sitio BA Obras podemos conocer de qué se trata cada obra en marcha, cuándo finaliza, cuánto costó, qué área es la responsable y todos los detalles.

Estamos trabajando en muchos casos día y noche para terminar en la fecha comprometida.

Cuando el Paseo del Bajo sea realidad vamos a cambiar la actual barrera de camiones del Bajo porteño por parques y plazas para los vecinos: ¡un nuevo corredor verde de 60 mil metros cuadrados va a nacer en la Ciudad! En suma, equivalen a dos Parques Lezama.

Todos los micros que van a Retiro y los camiones que van al Puerto van a ir bajo tierra. Y los vecinos del Norte y los del Sur de la Ciudad vamos a estar más cerca.

Estamos acelerando los tiempos para terminarla, como nos comprometimos, en el primer semestre del año que viene.

También avanza otra gran aspiración que tenemos en Buenos Aires: la de hacer una Ciudad sin barreras de tren. Imaginémonos por un instante cómo va a ser Buenos Aires cuando hayamos eliminado el 90% de las barreras. Hace unos años parecía una utopía: hoy estamos camino a hacerlo realidad.

Va a mejorar mucho la seguridad vial porque una barrera en medio de la Ciudad es un peligro, y vamos a ganar tiempo todos los días porque no vamos a tener que esperar a que pase el tren para circular.

Seguimos adelante con los pasos Bajo Nivel. Ya hicimos 26 y tenemos en obra el de Balbín, en Saavedra, y el de Nazca, en Villa del Parque. A la vez que avanzan los tres viaductos que estamos haciendo para que el tren viaje en altura: el San Martín, que va a beneficiar a los vecinos de Palermo, Villa Crespo, Chacarita y Paternal; el Mitre, que va a beneficiar a los vecinos de Belgrano y Nuñez y el Belgrano Sur, que va a beneficiar a los vecinos de Pompeya, Parque Patricios, Barracas y Constitución.

Quiero destacar a Micaela, que está sentada acá. Micaela trabaja todos los días en la obra del Viaducto San Martín que está haciendo AUSA. Sos un gran ejemplo para todos, Micaela, con tu trabajo de todos los días, además de contribuir al sueño de Buenos Aires sin barreras, das un mensaje poderoso a favor de la igualdad de género.

En el mismo sentido sigue adelante el Soterramiento del Sarmiento, que los Gobiernos anteriores anunciaron decenas de veces pero nunca hicieron. Avanza en sentido Provincia a Capital y va a beneficiar a los vecinos de Once, Caballito, Flores, Floresta, Villa Luro y Liniers.

En total vamos a eliminar más de 50 barreras de tren, y vamos a abrir más de 50 nuevos pasos que hoy no existen. Una transformación que va a ser imponente y para siempre.

En lo que hace a la manera de circular, nuestra visión es clara: trabajamos para que el transporte público sea la mejor opción para movernos por la Ciudad, para que todos lo elijamos.

El transporte público es el que usamos la mayoría de los porteños para ir a trabajar, a estudiar, al médico, o simplemente para salir de casa. No hay más vuelta que darle: esa es nuestra prioridad.

Vamos a seguir avanzando con la red de Metrobus. En menos de 7 años de vida ya se hacen un millón y medio de viajes por día.

Y también con las mejoras en el subte, terminando las 4 nuevas estaciones que tenemos en marcha, mejorando la frecuencia y sumando aire acondicionado en las formaciones.

Cuando recibimos el manejo del subte, ninguna formación tenía aire acondicionado y había que esperar más tiempo en el andén porque el promedio en hora pico estaba arriba de lo 4 minutos.

Hoy, la mitad de los vagones tienen aire acondicionado y para 2019 vamos a llegar al 70% de las formaciones. Y salvo en la línea E, estamos en una frecuencia promedio, en hora pico, de 3 minutos.

Estas mejoras nos permitieron pasar de 900 mil viajes por día a fines de 2015, a más de un 1.300.000 hoy, lo que equivale a más de una línea nueva de subte. Vamos a seguir trabajando para mejorar la calidad del servicio.

Y cada vez somos más los que usamos las bicicletas para ir de un lado a otro de la Ciudad. Es la manera más saludable y ecológica de movernos.

Hoy, los porteños hacemos más de 200 mil viajes en bici por día por los 203 kilómetros de bicisendas y ciclovías que hay en la Ciudad. El sistema EcoBici es uno de los pocos, sino el único, servicios de bicicletas gratuito del mundo.

También seguimos dándole prioridad a los peatones y promoviendo que caminemos más. Con las peatonales que hicimos, en Retiro y Tribunales, tenemos dos zonas mucho más amigables para caminar.

Y este año vamos a seguir abriendo otras nuevas zonas peatonales en avenida Corrientes, en Liniers y en Once.

Estamos en el año de los primeros Juegos Olímpicos que organizamos en nuestro país: los de la Juventud, y tenemos el honor de que la sede sea nuestra Ciudad.

Más de 4.000 atletas de 206 países, además de periodistas, familiares y turistas van a venir a la Argentina para este evento inolvidable. Y la puerta de entrada de todos ellos van a ser Soldati y Lugano, en el Sur, la zona de la Ciudad con mayor potencial.

En pocos meses vamos a terminar la Villa Olímpica, donde estamos haciendo 1.050 departamentos de hasta 3 ambientes que, cuando estén listos, los vecinos vamos a prestárselos a los atletas para que se hospeden durante la competencia, y una vez finalizados los Juegos van a volver a los vecinos para siempre, que van a ser propietarios gracias a Créditos muy beneficiosos del Banco Ciudad.

Y quiero destacar que una parte de los departamentos de la Villa Olímpica van a ser exclusivos para docentes de escuelas públicas porteñas.

Y en agosto, vamos a terminar las obras del Parque Olímpico, donde van a suceder la mitad de todas las competencias, y que también va a quedar para todos los vecinos una vez que terminen los juegos.

Ese es el verdadero Legado de estos Juegos Olímpicos: miles de vecinos que vamos a vivir mejor.

Cada vez que arreglamos una plaza, plantamos un árbol, mejoramos una calle o abrimos una nueva zona peatonal estamos sumando más calidad de vida para todos.

En estos años los porteños asumimos el gran desafío de crear 110 hectáreas nuevas de espacios verdes en la Ciudad. La mayor en muchas décadas.

Sabemos lo que significan para nosotros los parques y las plazas. La gran mayoría de los porteños vivimos en departamento, por eso las plazas son tan importantes.

En ellas respiramos aire puro, nos juntamos a tomar mate, ¡En las plazas nuestros hijos aprenden a andar en bici! La plaza del barrio es el jardín de casa, y hoy están mejor cuidadas que nunca gracias a que la mayoría de los vecinos colaboramos y las mantenemos.

El año pasado mejoramos 8 parques e inauguramos 8 nuevas plazas en la Ciudad. Con nuevos juegos para que los chicos se diviertan, con senderos para caminar, con más árboles que nos den sombra en los días de calor y con gimnasios a cielo abierto para que los usemos todos: sumamos 67.000 nuevos metros cuadrados de espacio verde a la Ciudad.

Y en todos los nuevos desarrollos urbanos que estamos generando vamos a crear espacios verdes y públicos como en el parque de la Innovación, el Autódromo o la propia Villa Olímpica. Todos casos que surgieron de leyes que ustedes votaron.

Y para adelante, avanza todo el corredor verde que se va a generar en el Bajo Porteño con el Parque del Bajo y con el Paseo del Bajo, y todos los espacios verdes que se van a sumar sobre el ferrocarril Sarmiento tras el soterramiento, en el Centro de la Ciudad, una de las zonas en donde los vecinos más necesitamos espacios verdes.

Además, seguimos cumpliendo el compromiso de que las veredas sean de los vecinos del barrio, y no de la venta ambulante ilegal.

Paso a paso, fuimos desmantelando los enclaves del comercio ambulante ilegal en la Ciudad. El último paso lo dimos en Liniers, barrio que además ahora está por transformarse de manera integral, con veredas arregladas y mejor iluminadas, más árboles y un nuevo Centro de Trasbordo.

Y siempre diferenciando a las mafias de los que realmente quieren trabajar para ganarse la vida. A todos ellos les damos capacitaciones y oportunidades de realizar la actividad comercial de manera legal.

Cuidar el medio ambiente es cuidar el futuro de nuestros hijos y de nuestos nietos.

El año pasado, y debemos sentirnos orgullosos, evitamos el uso de 500 millones de bolsas plásticas de supermercado con la política de ecobolsas.

Este año vamos a implementar la Ley de Pilas que va a dar una mano muy grande para seguir reduciendo la contaminación en la Ciudad.

Y vamos a terminar de cambiar todas las luminarias a LED, que son mucho más ecológicas.

Además, cada vez más porteños reciclamos y separamos la basura en nuestras casas, y estamos trabajando con muchos de ustedes para repensar el sistema de disposición final de la basura incorporando nuevas tecnologías que hoy ya se usan en las ciudades con mejores estándares medioambientales del mundo.

Y por supuesto quiero referirme a uno de los temas que más nos preocupa a todos: la seguridad.

En el centro de la transformación que estamos encarando está el Sistema Integral de Seguridad Pública, que lanzamos el año pasado y gracias al que todos los días damos pasos para sentirnos más seguros.

Un pilar fundamental es sumar más policías a las calles, bien entrenados y equipados con la mejor tecnología para cuidarnos.

En cada una de las reuniones de vecinos que hacemos nos confirman que se van viendo más policías en la calle.

Desde la creación de la Policía de la Ciudad, gracias a la ley que ustedes votaron, ya sacamos casi 4.000 policías a la calle, entre los que hacían tareas administrativas en las comisarías y los que egresaron del Instituto Superior de Seguridad.

Además, estamos cambiando la manera de distribuirlos en la Ciudad. Gracias a un sistema de última generación podemos asignarles un recorrido más inteligente según la información del mapa del delito, y saber en tiempo real dónde está cada policía y monitorear si están cumpliendo con el recorrido asignado.

Los policías de la Ciudad cuentan con celulares con geolocalización, con patrulleros de última generación, con mochilas con tecnología 4G y con uniformes con cámaras para registrar todo lo que pasa en un operativo.

Hoy nos acompaña Rocío, que hace unas semanas, junto a otros Policías de la Ciudad, le salvaron la vida a un bebé de 3 meses en Liniers que se estaba ahogando. Llegaron rápido ante los pedidos desesperados de la mamá, le hicieron Reanimación Cardiopulmonar y le salvaron la vida. En nombre de todos los vecinos, Rocío, quiero decirte que es un honor que seas parte de la gran familia de la Policía de la Ciudad.

También estamos transformando las comisarías, adecuando su distribución al mapa de las comunas y modernizándolas para que hacer una denuncia sea más rápido y más fácil.

Necesitamos que los vecinos que sufren un hecho de inseguridad lo denuncien porque eso nos permite contar con más información para el Mapa del delito que lanzamos hace unos meses junto a Roy, y que juega un rol fundamental en la distribución de los policías en la Ciudad, porque vamos reforzando con más presencia las zonas más calientes.

Además seguimos sumando cámaras en las calles y en el transporte público para reforzar la prevención y para mejorar el tiempo de respuesta cuando es necesario. El subte ya está totalmente cubierto, gracias a ello bajaron las denuncias, y ya empezamos a incorporar cámaras en los colectivos.

Por último, seguimos ampliando los senderos escolares, para que los 500.000 chicos que todos los días entran y salen del colegio caminando lo hagan más seguros, y los papás y mamás estemos un poco más tranquilos. Ya tenemos 204 senderos escolares, que suman en total 3.200 cuadras seguras para los alumnos en la Ciudad.

Todos los argentinos estamos haciendo un gran esfuerzo para cambiar el país y vivir mejor. El presidente nos pide que desde la política nos hagamos eco de ese esfuerzo y seamos cada vez austeros en el uso de los recursos públicos.

Es lo que venimos haciendo en la Ciudad. Desde el primer día tenemos claro que administramos recursos que son producto del esfuerzo de los vecinos, que trabajan y pagan sus impuestos.

Todos los que estamos en esta sala compartimos una misma convicción y una misma responsabilidad: que cada peso que se recauda vuelva a los vecinos en servicios y bienes públicos de mejor calidad.

Por eso quiero aprovechar este momento tan importante en el que estamos presentes representantes de todos los sectores políticos y de los 3 Poderes del Estado, y convocarlos a un gran diálogo para que juntos acordemos cómo ser todavía más austeros y poder liberar la mayor cantidad de recursos a la inversión para mejorar los servicios y bienes públicos.

Los porteños tenemos una fuerte vocación por superarnos. Progresar está en nuestro ADN. No nos conformamos, siempre vamos por nuevos desafíos.

Cuidamos lo que tenemos porque sabemos cuánto cuesta conseguir lo que logramos, pero con talento, con esfuerzo y con trabajo buscamos llegar cada vez un poco más lejos.

Valoramos lo que tenemos: nuestra historia, nuestra cultura, nuestros derechos…

Y valoramos lo que somos: inclusivos, diversos, curiosos y receptivos a otras personas, a otras costumbres y a otras formas de vida muy diferentes a las nuestras.

Somos una Ciudad de puertas abiertas al mundo y eso constituye una de las mayores riquezas de Buenos Aires.

Nuestra gastronomía, nuestra cultura, nuestra diversidad, nuestro arte, nuestra arquitectura y nuestra educación son ejemplos de esa apertura genuina a otras formas de ser y entender la vida.

Y tenemos muy en claro lo que queremos: vivir todos los días un poco mejor.

Cuando un alumno recibe una mejor educación pública, todos vivimos un poco mejor;

cuando hay una vecina más que cuenta con un Centro de Salud público, gratuito y de calidad cerca de su casa, todos vivimos un poco mejor;

cuando una villa se transforma en un barrio, y hay un chico con más oportunidades de desarrollarse, crecer y progresar, todos vivimos un poco mejor;

cuando un vecino llega antes a su casa porque viaja en menos tiempo en transporte público, todos vivimos un poco mejor;

cuando un jubilado se sienta en una plaza bien mantenida a descansar o a tomar mate, todos vivimos un poco mejor;

cuando un artista independiente se inspira en alguna de nuestras calles para una obra, todos vivimos un poco mejor;

cuando un porteño más confía en el policía de la esquina, todos vivimos un poco mejor.

Ese es el camino que estamos recorriendo juntos: que todos, todos los días, vivamos un poco mejor en la Ciudad.”