Opinión

La Salud porteña en crisis

Mientras los trabajadores de salud sufrieron recortes salariales, sólo la presencia de Usain Bolt por 48 hora le costó al Gobierno porteño 4 millones de pesos, lo que representa el costo total del programa de urgencias pediátricas por un año.

El programa de urgencias pediátricas se encuentra de paro.

EL Gobierno de la Ciudad mantiene un conflicto con los trabajadores de la salud por una reducción salarial desde agosto de este año. A ello se le suma un paro que lleva dos semanas en los programas de atención pediátrica de urgencias domiciliarias, por el despido y reducción de 70 puestos de trabajos en esos programas.

 

El Programa de Atención de Urgencias pediátricas domiciliarias funciona desde el 200, atiende la demanda de la población infantil de la Ciudad de Buenos Aires.

 

El mismo puede contar entre sus virtudes el haber descongestionado la demanda de los servicios de urgencia de los hospitales, con una efectiva reducción de la movilización de ambulancias en horarios nocturnos gracias a la regulación telefónica realizada por pediatras ante la llamadas de  auxilio recibidas y/o la atención domiciliaria por parte de los pediatras que concurren a los domicilios con su propia movilidad.

 

Este programa fue premiado por su innovación en varias oportunidades e instituciones, entre ellas la UBA.

 

La reducción de los puestos de trabajo obedece a una resolución del Ministerio de Salud de la Ciudad y por el gremio médico nucleado en la Asociación de Médicos Municipales, que busca reducir costos con el recorte en programas de salud.

 

La realidad demuestra que con un salario promedio de los profesionales en 4500 pesos mensuales, el programa requiere un presupuesto anual de tres millones setecientos ochenta mil pesos ($ 3780000). Mientras que campañas de marketing con deportistas extranjeros contratados por el Gobierno de la Ciudad erogan en pocos días una suma ampliamente mayor.

 

Sólo la presencia de Usain Bolt por 48 hora en nuestra ciudad le costó al Gobierno porteño 4 millones de pesos, lo que como dijimos, más arriba representa el costo total del programa por un año.

 

Así son las cosas, el gobierno PRO en la ciudad recorta recursos económicos a las políticas sociales e invierte sumas enormes en eventos de marketing.

 

Oscar Trotta

Coordinador de la mesa multisectorial de salud de CABA

 

 

,