Género

La Oficina de Violencia Doméstica de la Corte recibió más de 66 mil consultas

Así ocurrió en los últimos cinco años, desde su creación. Esta dependencia funciona en Lavalle 1250, PB, donde atiende de manera ininterrumpida las 24 horas todos los días del año, inclusive fines de semana y feriados.

La magistrada está al frente de la oficina.
La magistrada está al frente de la oficina.

La Oficina de Violencia Doméstica (OVD) a cargo de la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dra. Elena Highton de Nolasco, cumplió en 2013 cinco años de funcionamiento ininterrumpido, período en el que recibió 66.471 consultas de personas afectadas por violencia familiar.

Asimismo, durante esta primera etapa, la oficina ha generado una amplia red de trabajo con otros poderes del Estado para la correcta derivación de los casos de violencia.

La oficina fue creada mediante acordada del Máximo Tribunal en el marco de las políticas de estado del Poder Judicial tendientes a facilitar el acceso a justicia de las personas en situación de vulnerabilidad.

La OVD abrió sus puertas a la comunidad en septiembre de 2008 en Lavalle 1250, PB. Desde entonces, atiende de manera ininterrumpida las 24 horas todos los días del año, inclusive fines de semana y feriados.

Allí, equipos interdisciplinarios de profesionales, integrados por abogadas/os, trabajadores sociales y psicólogas/os, reciben las consultas de la ciudadanía y realizan las derivaciones pertinentes de manera expeditiva previa elaboración de una evaluación de riesgo confeccionada a partir del relato de la persona afectada.

La OVD ha suscripto acuerdos de cooperación con otras instituciones del Estado con el objeto de establecer una red articulada de servicios que facilite el acceso a las organizaciones que deben intervenir en estos casos. En esta línea, ha firmado acuerdos con el Ministerio de Seguridad de la Nación con el fin de capacitar a las fuerzas de seguridad de todo el país –4 mil agentes- en violencia de género.

Fueron capacitados Jefes de Servicio, Oficiales de Guardia y Oficiales de las Divisiones Judiciales de la Policía Federal Argentina (PFA), llegando a un total de 600 personas que cumplen funciones en las 53 comisarías de la Ciudad.

Asimismo, se capacitó a 900 integrantes de la Gendarmería Nacional y mil de Prefectura Naval, afectados al Operativo Cinturón Sur sobre violencia familiar y pautas de intervención frente a estos tipos de casos.

La dependencia de la Corte realizó talleres de capacitación destinados a los oficiales instructores del Cuerpo de Prevención barrial y participó en el ciclo anual de charlas para comisarios y subcomisarios en condiciones de ascender que llevó a cabo conjuntamente con la Dirección Nacional de Derechos Humanos del Ministerio.
Durante 2013, la OVD mantuvo diversos encuentros de trabajo con funcionarios de los juzgados nacionales de primera instancia en lo civil con competencia exclusiva en asuntos de familia y con fiscalías nacionales en lo criminal de instrucción y en lo correccional.
Se establecieron alianzas de trabajo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el Ministerio Público de la Defensa de la Nación, la Procuración General de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires, el Ministerio Público Fiscal y la Defensoría General de la Ciudad de Buenos Aires.

Por otro lado, junto a representantes de las agencias del Sistema de Naciones Unidas en la Argentina (OIM y UNICEF) se diseñó un trabajo en articulación con los consulados de países limítrofes a fin de garantizar la integridad en la protección y asistencia a las víctimas de violencia doméstica.

La OVD junto a la oficina regional de la Comisión de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) realizaron capacitaciones conjuntas para profundizar los abordajes y derivaciones en la atención de personas refugiadas y migrantes en la Argentina.

Asimismo, la OVD diseñó un Sistema de recolección de datos estadísticos en violencia intrafamiliar que cuenta con la adhesión de las jurisdicciones provinciales. Ello permite recabar datos de denuncias judiciales por violencia doméstica en forma directa.

En la actualidad, la OVD es pensada como un modelo a seguir para que, dentro del ámbito de la Justicia argentina, se adopte, perfeccione y replique. Los superiores tribunales provinciales de Tucumán, Santiago del Estero, Salta y Santa Cruz ya cuentan con sus propias oficinas de violencia doméstica. Dependencias similares se encuentran en proceso de implementación en las provincias de Jujuy y Entre Ríos.

,