Sociedad

La mayoría de los porteños no sabe donde llevar los residuos para reciclar

Así lo indica un informe presentado por el CEyS, el cual precisa que el 60% de los vecinos considera a la basura como una preocupación importante.

Un informe indica el conocimiento de los porteños sobre reciclado.

En el marco del análisis de la problemática sobre Residuos Sólidos Urbanos que viene realizando el Consejo Económico y Social de la Ciudad, se presentó esta semana un estudio cualitativo a cargo de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA sobre percepciones, valoraciones y prácticas de los vecinos en dicha materia.
Dicho informe, señala que el 60% de los vecinos considera a la basura como una preocupación importante; y al especificar si es un problema para tratar en el largo plazo o es urgente, el 79% cree que no hay tiempo que esperar.

Asimismo resulta interesante saber por qué el 35% de los encuestados no separa los residuos: el 12,7% no lo hace porque piensa que todo termina en el mismo lugar; el 10,5% por falta de tiempo; y otro 10,5 porque no sabe cómo hacerlo.

Estos son algunos datos que se desprenden de un estudio realizado por el Centro de Opinión Pública y Estudios Sociales de la UBA, encargado por el Consejo Económico y Social de la Ciudad (CEyS). Se realizaron 750 encuestas en la Ciudad en septiembre de 2014 y se estableció una muestra de 50 casos por comuna, para poder efectuar comparaciones sobre mismas bases.

Otras cifras importantes que muestra este estudio: el 72% de los entrevistados no sabe dónde puede llevar los residuos que se reciclan; y el 44.3% no sabe que se hace finalmente con la basura.

“Si no resolvemos la problemática de la basura entre todos, en dos años nos va a terminar tapando”, señaló el presidente del Consejo Económico y Social, Sergio Abrevaya.

A pedido del Poder Ejecutivo de la Ciudad, el CEyS está trabajando con los distintos eslabones de la cadena de generación, recolección y disposición final de los residuos sólidos urbanos, sobre las mejoras que se deberían incorporar en el servicio de cara al 2015, fecha en que la Ciudad no podrá enviar más los residuos a los terrenos del CEAMSE.