Política

La Legislatura porteña recuerda a Ramona Medina y Víctor Giracoy

Mediante un proyecto de declaración presentado por el Frente de Todos (FdT), los legisladores expresaron su pesar por la muerte el 16 de mayo de Víctor «Oso» Giracoy, quien llevó adelante el comedor «Estrella de Belén» en el barrio Mugica... Leer más »

Mediante un proyecto de declaración presentado por el Frente de Todos (FdT), los legisladores expresaron su pesar por la muerte el 16 de mayo de Víctor «Oso» Giracoy, quien llevó adelante el comedor «Estrella de Belén» en el barrio Mugica durante más de 25 años.
La Legislatura también aprobó otro proyecto del FdT en el mismo sentido por la muerte el 17 de mayo de Ramona Medina, habitante del barrio Mugica y referente de La Garganta Poderosa que había reclamado por falta de agua potable en el barrio 31 hace unas semanas.
«Dos militantes murieron combatiendo el coronavirus pero llevaban muchos años combatiendo algo que también se cobra muchas vidas: la desigualdad», dijo la diputada Lucía Cámpora (FdT) al participar en una sesión ordinaria en el salón Dorado de la Legislatura porteña.
Cámpora agregó que «este homenaje hace que sus nombres retumben entre las paredes de esta Legislatura, que tantas veces les dio la espalda».
Por otra parte, la diputada afirmó que los compañeros de Medina y Giracoy «siguen reclamando un protocolo para abordar la pandemia en los barrios populares».
«Pasada la pandemia, la desigualdad se va a quedar y es una responsabilidad de esta Legislatura avanzar en el combate a la desigualdad», concluyó.
Por su parte, Victoria Montenegro, expresó: «Nos duelen las muertes porque sentimos que quizás las podríamos haber evitado si hubiera estado el Estado presente. Insistimos con los protocolos en las villas porque consideramos que son necesarios. Nos pusimos desde el primer día a disposición para poder trabajarlos juntos porque advertimos que de lo contrario íbamos a tener un grave problema en las villas».
Laura Velasco aseguró que «Ramona, el Oso y Agustín Navarro, militantes populares muertos de la villa 31, expresan como hoy son los movimientos sociales quienes están poniendo el cuerpo a esta pandemia en los barrios vulnerables de nuestra Ciudad».
Y, añadió: «Necesitamos avanzar sobre herramientas concretas que pongan allí la presencia del Estado de la mano de las organizaciones sociales; y esos son los proyectos que tenemos que discutir en esta Legislatura, para acompañar a quienes con un gran compromiso están sosteniendo el cuidado de los vecinos y las vecinas, porque en el barrio, si no hay un comedor abierto, si no hay un merendero, se mueren de hambre».
En los proyectos de declaración, se pide al Ejecutivo «realizar acciones necesarias para atender la emergencia sanitaria, alimentaria y social que actualmente padecen los barrios populares, a fin de evitar muertes por falta de suministro de agua o políticas sanitarias adecuadas».