Política

La Legislatura protege a Clarín

El proyecto de preocupación por la adecuación de oficio del organismo de control AFSCA, presidido por el kirchnerista Martín Sabbatella, contra el grupo Clarín, fue convertido en ley por 37 votos positivos, 17 negativos y cuatro abstenciones.

La Legislatura dio luz verde al proyecto.

La Legislatura de la Ciudad se mostró a favor del proyecto de la legisladora Graciela Ocaña (CP), del expediente número 2827-D-14, donde manifestó su preocupación por la adecuación de oficio del organismo de control AFSCA, presidido por el kirchnerista Martín Sabbatella, contra el grupo Clarín.

Fue convertido en ley por 37 votos positivos, 17 negativos y cuatro abstenciones.

Luego de más de tres horas de debate, la Legislatura aprobó el despacho 590/14 emitido en forma dividida por la Comisión de Asuntos Constitucionales, que encabeza el diputado Helio Rebot (Pro). El mismo, declara la preocupación del Cuerpo Parlamentario por la resolución adoptada por la mayoría oficialista del Directorio del AFSCA, firmado por el Pro, SUMA+, PS y CC.
Para Graciela Ocaña, la resolución de la mayoría oficialista del Directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) oculta “la concentración de medios de grupos empresarios con pauta oficial”. Y aclaró: “no se defiende al Grupo Clarín, sino los principios y valores de nuestra Constitución Nacional y procedimientos para un debate plural democrático y transparente de cuestiones que hacen a nuestros derechos: libertad de expresión, promovida por esta misma Legislatura con la ley N° 4565”.

“Discutimos un procedimiento, no la Ley de Medios, porque el Afsca declaró que esa mañana no vieron el expediente de adecuación que presentó Clarín”, informó.

“La Corte estableció que la ley debe aplicarse con el debido proceso”, por eso para la diputada Ocaña la aplicación de la Ley de Medios no es constitucional. Y estuvo de acuerdo con que se aplique la ley a todos los grupos concentrados como Indálo, Spolsky, grupo Moneta, Grupo Ricardo Jaime-Katz, entre otros.

Ramal, diputado porteño del Frente de Izquierda, antes de su exposición adelantó su abstención al proyecto declarativo contra Afsca y manifestó: “asistimos al choque político de dos bloques igualmente opuestos a la libertad de expresión”.“Por qué antes de 2011 estaba bien y ahora mal”, preguntó.

Asimismo, dijo: “el Gobierno Nacional reemplazó una epopeya fallida por otra que durará en el mandato de la presidenta”. Según su visión,“es un choque de campaña electoral” y afirmó: “es cierto lo de las participaciones cruzadas entre las Corpo y gobierno”, pero para un debate más profundo invitó a ” investigar seriamente a las empresas corporativas del oficialismo”, como Telefé y Telecom, que si se aprueba la nueva Ley de Telecomunicaciones ” se les permitirá invertir en contenidos audiovisuales, violando la propia Ley de Medios”, acusó. “Esto abre un filón de negocios”, advirtió.

Mientras que para Juan Pablo Arenaza (Pro) discutir la adecuación de Clarín es recordar que “el zar de los medios concentrados en Santa Cruz es el chofer de Néstor Kirchner, Rudy Olloa”, y criticó al gobierno nacional: “quieren instalar el modelo cubano y venezolano”.

“Muchos de nosotros nunca pisamos TN, hay que ser plural y debatir”, dijo. También se refirió al titular del Afsca, Martín Sabbatella, y caracterizó su intención de adecuar a los medios concentrados como “obvio” y advirtió: “ éste chico tiene que tener algo de neutralidad cuando dice ´Con Cristina para la libertad de expresión’”.

Desde el bloque aliado al kirchnerismo Edgardo Form (Nuevo Encuentro) instó a debatir la libertad de expresión “de acuerdo a valores democráticos”. Recordó: “la Ley de Medios fue largamente debatida y tuvo la participación de todos”.

“Es una ley de la democracia para enmendar los cercenamientos de la dictadura”, dijo respecto a la Ley de Medios aprobada en 2009 en el Congreso. Además, declaró: “es dura pero es la ley” y agregó: “en estos tiempos de crispación aparecen descalificaciones a las instituciones políticas, como los dichos del doctor Sabsay, que no acepta las reglas del juego de la democracia”, concluyó.

Desde el interbloque Unen, Ferraro expresó: “Esta declaración que cuenta con el despacho de la Comisión de Asuntos Constitucionales, es importante porque está en juego la libertad de expresión y prensa en la Ciudad”.

“La decisión del Afsca atenta contra la ley votada por la Legislatura de la Ciudad, es discrecional y autoritaria”, afirmó. “No defiendo al grupo Clarín, como lo hicieron quienes hoy tienen un doble estándar”, refiriéndose a los funcionarios del Ejecutivo como Aníbal Fernández, que acusó de “fusionar licencias de cable de Multicanal y Cablevisión en la época del ex presidente Néstor Kirchner”.

También recordó que Cristina Kirchner, desde su banca de senadora, modificó la Ley de Industrias Culturales. “Acá no digan que defendemos a un grupo quienes beneficiaron con sus decretos de fusión de licencias, actos administrativos; son quienes hoy dicen que defendemos a un grupo monopólico”, reiteró.

“Por qué no hablan de la adecuación de los grupos de medios de Cristóbal López, Spolsky, bajo la línea editorial del kirchnerismo” y añadió: “deberían disminuir el alto nivel de concentración de Telefónica de Argentina, en el marco del proyecto de Ley de Telecomunicaciones que presentaron el miércoles pasado”, dijo Ferraro.

Para la legisladora del FpV Neira, lo que aprobará es “el rechazo de una resolución de un organismo de control”, y cuestionó qué pasaría si los legisladores rechazan “todos los actos de gobierno”. Defendió la decisión política del gobierno de Cristina Fernández: “se intenta regular el mercado para evitar la monopolización de empresas de medios”.

Neira recordó: “no debatimos la situación laboral de los periodistas de Canal 7″, en relación a la denuncia de los trabajadores de prensa contra supuestos aprietes de La Cámpora. E instó que en el marco de institucionalidad “hay que someterse a las leyes”.

Estenssoro espetó al kirchnerismo: “es una vergüenza que nos mientan en la cara”. “No pueden usar el Estado como una comisaría política”, e hizo hincapié en la aprobación de las leyes de Hidrocarburos que otorga “ganancias en renta petrolera a Cristóbal López”, a quien acusó de “no invertir un peso en Santa Cruz”.

La autora del dictamen de minoría Gabriela Cerruti (Nuevo Encuentro) afirmó: “la disputa es entre el gobierno nacional y grupo Clarín”, criticando a aquellos legisladores de la oposición que no reconocen sinceramente a quienes defienden.

“Lo único que le importa a Macri son los 90 millones de pesos que pone Clarín en la Ciudad” y agregó: “dan vergüenza que sean un casting barato para ser parte del panel de TN o Radio Mitre”, acusó.

Con un discurso fuerte, denunció el negociado de las netbooks que tiene el gobierno del Pro con el grupo Prisa, en base a una asignación para 2015 de aproximadamente 590 millones de pesos.

“No puedo creer que piensen que los periodistas son impunes y dueños de la libertad de prensa” y caracterizó a los trabajadores de prensa como “esclavos” de los grupos económicos dueños de los medios.

“Dejen de hacer papelones en la televisión, señores legisladores”, expresó. “Dejen de hacer castings para ver quién es el elegido para el año que viene”, puntualizó.

“Mientras que a los legisladores de Unen y Pro les preocupa Cristóbal López”, advirtió: “Será que tengo complejo de pobre, a mí me preocupan los empresarios”, concluyó.

El candidato a presidente Jorge Taiana (FpV) acompañó el discurso de Cerruti al referirse que esta discusión es “un ataque político” y “las mayorías tienen el legítimo derecho de expresar la voluntad y dirigir el camino”. “No hay que descalificarlas”, argumentó.

Desde otro punto, el legislador Helio Rebot (Pro) contestó a Cerruti sobre su concepto de que los opositores son “mano de obra barata para Clarín”. Como presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Rebot aclaró: “a las mayorías también les corresponde respetar las leyes y Constitución Nacional”.

“Por qué no aplican la Ley de Medios a la SIDE que pinchan teléfonos”, dijo. “Empiecen por casa”, aclaró a los colegas kirchneristas.

Acusó a Martín Sabbatella de creerse “fiscal, juez y jefe del pensamiento”, en referencia a la desigualdad y discrecionalidad en la aplicación de la ley. “Nos disconforma la aplicación de la Ley de Medios a un solo grupo y sí defiendo, en este sentido, al grupo Clarín”, concluyó Rebot.

,