Género

La Legislatura debatirá la licencia por violencia de género

“Hoy en día las mujeres víctimas de violencia deben ausentarse a través de la figura de la licencia médica o psiquiátrica, y de esta manera se esconde el verdadero problema por el cual deben faltar”, explicó González Gass, impulsora de la iniciativa.

La legisladora impulsa la iniciativa.
La legisladora impulsa la iniciativa.

La diputada Virginia González Gass (Partido Socialista Auténtico en FA-Unen) presentó la semana pasada junto a legisladora (MC) Laura García Tuñón (BAPT – UP), el proyecto de Ley N° 2464-D-2014 por el cual se busca instaurar la figura de Licencia por Violencia de Género en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La norma tiene como objetivo garantizar a las mujeres víctimas de violencia de género, el pleno goce de sus derechos laborales y el acceso a la atención necesaria para su protección integral.

“Hoy en día las mujeres víctimas de violencia deben ausentarse a través de la figura de la licencia médica o psiquiátrica, y de esta manera se esconde el verdadero problema por el cual deben faltar”, explicó González Gass.

La iniciativa alcanza al Gobierno de la Ciudad y sus dependencias, e invita al sector privado a sumarse a la medida, ya que por motivos legales y de jurisdicción, el Estado porteño no tiene esa competencia.

De aprobarse esta ley ayudaría a las mujeres víctimas de violencia de género, quienes en general deben recuperarse de agresiones, lesiones físicas y emocionales, como así también disponer del tiempo necesario para acudir a una atención jurídica y/o psicológica.

“Con esta ley buscamos que aquellas mujeres que atraviesen una situación de violencia de género puedan disponer del tiempo correspondiente para resolverla, sin tener que perder o comprometer su trabajo. Sería muy positivo que el sector privado se sumara a la iniciativa, ya que es una problemática muy sensible y que afecta a muchísimas mujeres”, añadió González Gass.

Cabe destacar que ya existen regulaciones similares en las provincias de Chubut y Santa Fe, y que la iniciativa cuenta con el apoyo de organizaciones gremiales y diversas agrupaciones de la sociedad civil que defienden los derechos de las mujeres.

“En Argentina una mujer muere cada 35 horas por casos de violencia. Esto suele ocultarse de una agenda política en la que aún prevalece una cultura sexista. Nosotros estamos obligados a discutir figuras como la licencia por violencia de género. En especial porque existe un guiño cómplice de parte de la sociedad que parece dar licencia para matar los maltratadores. Por eso debemos legislar sobre una matriz cultural compleja”, agregó la diputada socialista.