Política

La Justicia apoyó el pedido de Larreta

Desoyendo la orden de Nación, ordenó habilitar este lunes las clases presenciales en toda la Ciudad. "La educación no puede ser un motivo para profundizar la grieta", remarcó Larreta sin aparente ironía.

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires, ordenó habilitar este lunes las clases presenciales en todo el suelo porteño.
De esta manera, los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli, definieron enfrentar el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que publicó el gobierno nacional el último viernes y avalar el pedido del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Victorioso, minutos después Larreta brindó una conferencia de prensa en la que celebró: «Este lunes hay clases presenciales en la Ciudad».

«Somos conscientes del enorme daño que generaron las escuelas cerradas el año pasado», dijo Larreta. Y reafirmó: «Sabemos que los casos están aumentando, pero no nos podemos quedar en elegir entre educación o salud. La educación no puede ser un motivo para profundizar la grieta. La educación tiene que ser un motivo para terminar con la grieta. La educación tiene que ser prioridad, hoy y siempre», enfatizó el jefe de Gobierno porteño.

Según él: «No se trata de elegir entre la educación o la salud de los chicos ni de sus familias. Se trata de aprender a convivir con el virus cuidando de la mejor manera posible el bienestar integral de las personas. Para eso hay que actuar con planificación y responsabilidad», reafirmó.

Larreta insistió con que «los datos son contundentes» en cuanto a que «las clases presenciales no aumentan los contagios». Además, ratificó que desde el inicio del ciclo lectivo el uso del transporte público no se incrementó. Ese era uno de los planteos que hizo el Gobierno nacional para suspender la presencialidad.

Las medidas que tomará la Ciudad para garantizar las clases presenciales
Respecto a qué medidas de prevención se tomarán, Larreta explicó que se desplegará un amplio operativo con los trabajadores de la Ciudad para ordenar el ingreso y la salida en los colegios y se ampliará el sistema sube y baja. Asimismo, informó que en el caso de la educación para adultos sí pasarán a la virtualidad, lo que alcanza a unas 120 mil personas.

En un detalle de las medidas, el Gobierno porteño explicó que dispuso un operativo destinado a cuidar los entornos e ingresos a las escuelas, evitar aglomeraciones y mejorar la movilidad.
En la Ciudad existen 1.272 establecimientos educativos: 703 son públicos y 570 privado, en nivel inicial, primaria y secundaria.

Además, se reforzará priorizar el rango horario de 7.30 a 9.30 para el movimiento escolar, antes de la apertura de locales no esenciales, que es a partir de las 10, a fin de distribuir los flujos en la movilidad y el transporte, tal como viene sucediendo.

Para cerrar Larreta pidió extremar los cuidados, cumplir los protocolos y reducir el uso de transporte público. «Le pido a todos los que quieren defender las clases presenciales que no se reúnan», afirmó.

«Sé que faltan pocas horas para empezar la semana y que, si bien a todos nos reconforta esta noticia, hay muchas familias que tienen temores e incertidumbre. Muchos que hasta hace unos minutos no sabían si los chicos tenían que ir mañana a la escuela o no», expresó.