Género

La estatua de Juana Azurduy se inauguraría en julio

Por el contrario de la posición que solía tener el monumento a Colón, de cara al Río de la Plata, la estatua de Juana Azurduy, que avanza y está en un 75 por ciento lista, dará la espalda a las... Leer más »

La primera mujer del ejército tendrá su estatua.
La primera mujer del ejército tendrá su estatua.

Por el contrario de la posición que solía tener el monumento a Colón, de cara al Río de la Plata, la estatua de Juana Azurduy, que avanza y está en un 75 por ciento lista, dará la espalda a las aguas.

Según las estimaciones políticas y tras el acuerdo al que llegaron Ciudad y Nación, estaría lista para el 12 de julio próximo, fecha elegida para su inauguración.

“En vez de una figura europea mirando hacia Europa, me gustó la idea de que sea una mujer mirando hacia nuestra tierra. Pensé en los presidentes que de aquí en más se van a asomar por la ventana: van a ver una figura que los va a estar interpelando, que casi los mirará a los ojos. La imagen de una mujer luchadora, con una espada en la mano y cargando sobre la espalda a sus cinco hijos”, relató el artista plástico Andrés Zerneri, autor del monumento.

El 12 de julio los bolivianos conmemoran el nacimiento de la heroína y es además el “Día de la Confraternidad argentino-boliviana”, que se festeja en ambos países desde 2010.

En cuanto a las características de la estatua, se trata de una técnica que se conoce como fundición a la cera perdida: se realizó una matriz en yeso a escala real, luego se hicieron 400 moldes de cera –que conforman el total de la escultura y que son como láminas de un 1,5 cm de espesor– que fueron encapsuladas con un material que resiste altas temperaturas.

Las 400 piezas se llevan a un horno; allí la cera se derrite y deja el espacio para que entre el bronce por orificios creados a tal efecto. En Argentina hay pocas fundiciones que hacen este trabajo y pocas personas que conocen el oficio. Una vez finalizado este proceso, las 400 piezas son soldadas.

La escultura tendrá una altura de 9,50 metros, un pedestal de 5,50 metros y pesará 8 toneladas. Estará acompañada por otras doce figuras, entre ellas sus cinco hijos y un gaucho en representación de Martín Miguel de Güemes. El costo será de un millón de dólares, aportados por el Estado boliviano.

Asimismo, en los últimos días se intensificó el trabajo para convertir en escombros la cripta y la estructura que sostenía el pedestal de Colón. En breve el Estado nacional comenzará con los preparativos para su mudanza enfrente de Aeroparque por el mencionado consenso entre ambas administraciones.