Política

La Confitería del Molino declarada de utilidad pública

Así se definió por unanimidad en Diputados. En la esquina de Callao y Rivadavia se celebró la nueva ley.“Ojalá podamos reinaugurarla para el Bicentenario, porque es una de esas obras que nos conectan transversalmente”, sostuvo Julián Domínguez.

La Confitería del Molino puede ser recuperada.

La Cámara de Diputados convirtió en ley por unanimidad el proyecto que declara de utilidad pública y sujeto a expropiación por su valor histórico y cultural el emblemático edificio, ubicado en la esquina de las avenidas Rivadavia y Callao, frente al Congreso Nacional.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, afirmó que con la expropiación de la Confitería del Molino “recuperamos para todos los argentinos una parte de nuestra historia”, y destacó que la sanción de la ley “contó con el apoyo de todos los bloques políticos”.

“El Molino no sólo fue un hito para los porteños, sino que además ocupa un lugar de privilegio en la vida política del país porque fue un escenario de encuentro, de discusión y del mismo hecho de hacer política”, aseguró Domínguez, y señaló que “la recuperación del Molino era un sueño de todos los bloques, y ahora la Cámara de Diputados va a tener el orgullo de recuperar el edificio con un proyecto de restauración según las reglas del arte”.

La Confitería del Molino está ubicada en la esquina de Callao y Avenida Rivadavia, frente al Palacio de Diputados. Fundada el 9 de julio de 1916 en coincidencia con el centenario de la patria, durante décadas se constituyó en el espacio de encuentro favorito de los legisladores nacionales. Cerró sus puertas en 1997.

“Ojalá podamos reinaugurarla para el Bicentenario, porque es una de esas obras que nos conectan transversalmente”, sostuvo el presidente de Diputados, y destacó que “este proyecto va a ser preparado y llevado a cabo por el equipo técnico del PRIE, que está restaurando la Cámara de Diputados. Y nos vamos a dar el gusto de reabrir por concesión la Confitería, también recuperada como edificio y como lugar de encuentro tradicional.

La iniciativa pertenece al senador mandato cumplido Samuel Cabanchik, había recibido media sanción en noviembre de 2012, y resuelve “declarar de utilidad pública, y sujeto a expropiación, por su valor histórico y cultural, el inmueble de la Confitería del Molino”. Fue votada por los 217 diputados presentes en la sesión de hoy, más la abstención de Alberto Assef

Asimismo, dispone que el Poder Ejecutivo Nacional adquirirá y “transferirá sin cargo al patrimonio del Congreso de la Nación el inmueble”; y establece que el subsuelo y la planta baja serán concesionados para su uso como confitería, y en el resto del edificio se crearán “un museo dedicado a la historia de la Confitería y al rol que esta tuvo en el crecimiento y consolidación de la democracia argentina” y “un centro cultural a denominarse De las Aspas, dedicado a difundir y exhibir la obra de artistas jóvenes argentinos que no haya sido expuesta públicamente en ningún medio”.

A través de las redes sociales, el Senador (mc) Samuel Cabanchik impulsó el rescate de la Confitería del Molino.

En este marco convocó para este mediodía a todos los ciudadanos interesados en el patrimonio cultural e histórico, a reunirse en la esquina de Callao y Rivadavia, para celebrar su rescate.
La convocatoria difundida entre los más de 9000 seguidores de la Página de Facebook que apoyan la reapertura de la Confitería, cuenta también con el apoyo de la comunidad de tangueros y milongueros que con ánimo de fiesta y de música, prometen estar a pie firme y danzante en la esquina del Molino.