Política

La Ciudad tiene ley contra la discriminación

La votaron los legisladores porteños por unanimidad. El proyecto que busca garantizar, prevenir, sancionar y eliminar todas las formas de discriminación.

Legisladores votaron la ley antidiscriminación.
Legisladores votaron la ley antidiscriminación.

La Legislatura porteña sancionó sobre tablas el proyecto de ley contra la discriminación por 50 votos positivos, 0 negativos y 0 abstenciones. La iniciativa impulsada por la diputada María Rachid (FpV) fue celebrada por representantes de la Federación Argentina Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, presentes en el recinto de sesiones.

“Estamos muy contentos: es una ley de vanguardia, la mejor que tiene América Latina sin ninguna duda. Fue elaborada con decenas de organizaciones que trabajan por derechos de migrantes, con discapacidad, diversidad sexual y personas mayores”, le expresó la diputada Rachid al salir del recinto.

La legisladora kirchnerista explicó que la normativa “prevé básicamente eliminar tipologías discriminatorias e incluye a un montón de grupos sin inclusión todavía en la ley nacional”. Además aclaró: “establece mecanismos concretos y más eficientes para trabajar contra la discriminación, políticas públicas del Estado para reclamos contra la discriminación”.

Se aprobaron los expedientes 3317-D-2014 y 631-D-2015 que tienen como autoras a María Rachid (FpV) y Gabriela Seijo (Pro), respectivamente. Ambos buscan garantizar y promover la plena vigencia del principio de igualdad y no discriminación, efectivo ejercicio de derechos de todos, prevenir la discriminación en todas sus formas, sancionar y reparar actos discriminatorios.

Las disposiciones de la presente ley son de orden público, es decir, no pueden ser dejadas de lado o sin efecto por voluntad de los ciudadanos. El Estado en todos sus niveles y poderes arbitrará medios necesarios para desarrollar políticas públicas de prevención y acciones orientadas a formar a la ciudadanía para eliminar prejuicios y obstáculos que impiden el ejercicio pleno de derechos por parte de todos los ciudadanos.

La ley contempla una diversidad de actos y condiciones como etnia, nacionalidad, color de piel, convicciones religiosas o filosóficas, ideología, opinión política o gremial, sexo u orientación sexual, situación familiar, ocupación, aspecto físico, discapacidad, condición de salud, situación socioeconómica, origen social, hábitos culturales, entre otros.

Asimismo, Daniel Lipovetzky- coautor de la ley propuesta por Rachid- afirmó: “quienes trabajamos en Derechos Humanos en la Ciudad de Buenos Aires, creemos que los mismos no son un “relato”, ni cuestión susceptible de manipulación política. Al contrario, son una política de Estado seria, en cuya elaboración deben participar todas las fuerzas políticas. Así, motivados por este espíritu, junto a la diputada María Rachid del Frente para la Victoria, y luego con los consensos de los legisladores del Pro Gabriela Seijo y Enzo Pagani , trabajamos en un proyecto de Ley contra la Discriminación para establecer mecanismos idóneos contra diversos modos de discriminación que viven nuestros ciudadanos”.

Además, se refirió al trabajo con la oposición: “el consenso es una de las tareas más importantes que hacemos desde el Poder Legislativo. Los diputados debatimos iniciativas para aportar a los ciudadanos mejores herramientas legislativas para soluciones cuestiones y problemas diarios”.

Finalmente, el legislador macrista precisó: “no es sólo una ley pionera en su género a nivel local, sino que va mucho más allá que la ley Nacional vigente. El proyecto cumplirá la garantía constitucional de la igualdad, y resulta mucho más amplio que la Ley Nacional 23.592: contempla categorías que la misma omitió. Además, se legislan procedimientos para cesar y reparar rápidamente actos discriminatorios”.