Sociedad

Jujuy y Belgrano: de cuadra desértica a microestadio resistido por vecinos

A cuatrocientos metros de Plaza Miserere demolieron una manzana entera para hacer un microestadio con el doble de capacidad del Luna Park. Organizaciones vecinales se oponen con marchas y reuniones. Comuneras locales y legisladores pidieron informes a Jefatura de Gobierno.

Vecinos resisten la instalación del microestadio en Once.

Entre Moreno, Catamarca, Belgrano y Jujuy está la manzana número 66 de la circunscripción 9. Eso en los papeles y tecnicismos. En lo cotidiano, hay un mini desierto en plena Comuna 3. La imagen aérea cautiva: una cuadra entera hecha escombros. Donde hubo edificios de hasta tres pisos, casonas antiguas, mueblerías típicas, negocios y hasta un estacionamiento ahora sólo se ve polvo e incertidumbre.

Hace dos meses que está en boca de vecinos, pero el plan se ideó hace años. Empezó de a poco con el desalojo de viviendas y el abandono de negocios. La zona se despobló de vida y empezaron las inquietudes. El Consejo Consultivo Comunal 3, hace dos años, pidió sin éxito información al respecto.

Ahora se supo el proyecto del microestadio para casi 18 mil personas, algo inédito en plena zona urbana porteña. El proyecto se piensa de acá a tres años. Aqui¬les Sojo, el dueño de la produc¬tora de espectáculos Ake Music, asegura tener el aval del gobierno: “Está pro¬yectada la construcción de un are¬na moderna, al estilo europeo”, confirmó a la re¬vista Rolling Stone. Es más, el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, dijo estar de acuerdo con la iniciativa en Balvanera, según declaraciones en Guetap (radio Vorterix).

Para levantar el microestadio, la productora necesita dos cosas: dinero y el aval de construcción.

En cuanto a lo primero, según investigó Diario Z, hubo sondeos ante el Banco Ciudad para pedir un crédito por 130 millones. No hubo avances. Sojo expuso que se lograría el dineral con aportes privados y el auspicio de una marca de gaseosas. A la corta o a la larga, es seguro que se conseguirá el monto por el interés de levantar el estadio y ponerlo en funcionamiento, junto al salón de eventos, al área comercial y la conexión con la línea H planeados para el terreno.

Asimismo, la construcción está atravesada por leyes de zonificación. En gran parte de Balvanera hay dos tipos contemplados en el Código de Planea¬miento Urbano (CPU): R2all y C3I, para zona residencial y comercial. No es para un estadio, salvo que la Legislatura —en doble lectura y audiencia pública— cambie la marcación. El PRO acudiría a bancadas amigas para arrimar los dos tercios positivos.

Sin embargo, y lo que preocupa a la barriada, es que se “fuerce” la interpretación de la norma. Según explicó a Diario Z la sub¬secretaria de Derechos Urbanos y Ambientales de la Defensoría del Pueblo, la arquitecta Bárbara Ros¬sen, la empresa podría “englobar todas las parcelas y utilizar la zo¬nificación C3I para toda la manza¬na”.

En tanto, el vocero del Ministerio de Desarrollo Urbano dijo que no se abrió ningún registro de obra ni hay permisos tramitados. Además, el subsecreta¬rio de Inversiones del Ministerio de Desarrollo Económico, Carlos Pirovano, dijo a La Nación: “Prima facie, la zonificación del lugar, con características co¬merciales, permite la edificación de ese tipo de obra. Resta cono¬cer el detalle para analizarlo”.

Cómo se vive en el barrio

Si los asuntos cotidianos dividían aguas entre vecinos u organizaciones, el rechazo que se hizo oír fue mayoritario. Además de resaltar el CPU, se criticó la contaminación sonora, vibraciones y mayor acumulación de basura que originaría el estadio.
Si bien hay personas que están a favor del proyecto, con argumentos como los esgrimidos por el gobierno y la productora —también los hay indiferentes de cuajo al asunto—, en las últimas semanas se hicieron actos en Jujuy y Belgrano encabezados por vecinos y organizaciones locales como Buenos Vecinos Once, La Alameda, Balsud y el sacerdote Ricardo Daniel León.

Hace dos meses se realizan encuentros en la Parroquia Madre del Redentor (México 2745) contra este proyecto. Se hacen todos los miércoles desde las 20.30. Es más, al cierre de esta edición, el sábado 28 de junio, vecinos autoconvocados contra el microestadio hicieron una jornada de propuestas y reflexión en el Mariano Acosta (Moreno y Urquiza).
Pedidos de informes en la Junta Comunal y en la Legislatura

Con presencia de vecinos de Once en las gradas, en la primera sesión de junio, la Legislatura votó un pedido de informes sobre la demolición de la manzana. Fue iniciativa del Diputado Bergel (Verde Alameda). Su texto de Bergel, avalado desde la Comisión de Planeamiento Urbano, es una resolución que pide » informes sobre la obra a desarrollarse en el predio ubicado entre las Avenidas Belgrano y Jujuy, y las calles Catamarca y Moreno del barrio de Balvanera».

En tanto, las integrantes de la Junta Comunal 3 por el Frente Nuevo Encuentro María Suárez y Berenice Iañez presentaron un “pedido de información pública al Jefe de Gobierno Mauricio Macri en carácter de comuneras electas para que informe acerca del proyecto de construcción de un microestadio».

Suárez expuso: “También informamos que estamos manteniendo reuniones con vecinos, organizaciones sociales y culturales así como con organismos del GCBA, legisladores y la defensoría del pueblo a los fines de interiorizamos del proyecto, su impacto integral, y el proyecto de obra».

,